cadizcentro.net

15/5/2014

Desaparece el reloj de sol instalado hace unos dos siglos en una finca de Barrocal

Inicio > — josegalindo @ 7:24 pm :: 4877

El reloj de sol que estaba pegado a uno de los muros traseros de una de las fincas de la calle Barrocal, que se encuentran abandonadas desde hace años, ha desaparecido de su ubicación tradicional. La pieza de piedra fue retirada hace unas semanas coincidiendo con los trabajos de limpieza y afianzamiento de los inmuebles que se ha ejecutado en la zona, con obras contratadas por el Ayuntamiento y la Junta, a fin de evitar el hundimiento de los edificios abandonados.

Los trabajos ejecutados afectan a todas las fincas que dan a un inmenso patio interior que tiene como vecinos, entre otros, el Hotel Catedral y la residencia de estudiantes que en su día fue la Casa de los Jesuitas. Vecinos de la zona lamentaron la retirada de esta pieza histórica que podría datar de los siglos XVII y XVIII. Estaba incrustada en el muro lateral de una finca a gran altura.

El investigador Eugenio Belgrano se hizo eco de esta denuncia, indicando que ni en el Ayuntamiento ni en la Junta de Andalucía le habían podido aclarar la ubicación de este peculiar reloj de sol y quién había dado la orden de su retirada, sobre todo teniendo en cuenta que el muro sigue en pie y no se ha visto afectado por las obras de derribo y consolidación realizadas en todo el patio.

Publicado por Diario de Cádiz




28/12/2005

La Junta creará uno de los mayores patios del casco histórico al unir dos fincas

Inicio > — josegalindo @ 8:55 pm :: 932

El pasado verano, la Junta anunció que compraría el número 13 de la calle Barrocal, el inmueble que forma la esquina de esta calle y que se encontraba en muy mal estado, para rehabilitarlo. Ya entonces se apuntó que se intentaría concertar obras con la propiedad de la finca anexa, correspondiente a los números 9 y 11, para poder hacer realidad la actuación prevista en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), ahora en proceso de revisión, para la normalización de Osorio.

Esta operación consiste en unir estas fincas para crear en su interior un gran patio, probablemente el mayor de este tipo que existe en el casco histórico, que daría la espalda a la Casa de las Jesuitas y otro edificio anexo. El PGOU da la posibilidad de construir, sobre el bajo y las tres plantas de altura que ya tienen los inmuebles, áticos retranqueados. (…Más información …)




RSS 2.0         Identificarse