cadizcentro.net

4/12/2014

#Sísepuede: La pequeña gran victoria de José Martínez contra su banco

Inicio > — josegalindo @ 7:10 pm :: 4910

i se lo cuentan hace siete meses no se lo cree. En aquel entonces, José Martínez -39 años y 3 hijos- entró en su entidad bancaria “agobiado”, “cada vez más ahorcado”. En definitiva, “ya no llegaba” y no podía afrontar las letras de su préstamo hipotecario y uno personal que pidió para arreglar la casa. “Me dijeron que no podían hacer nada y que cualquier trámite tardaba meses. En un minuto, me quitaron las ganas”.

Pero un familiar le habló de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), que cada lunes se reúne en el local de la asociación de vecinos de Cádiz Centro. “Son maravillosos. Si no fuera por estas personas, más de cuatro no estaríamos aquí”.

Porque José, un buscavidas, ya no tenía de dónde tirar más para seguir pagando. “Si te dan el dinero para una casa y tú pagas, ¿a qué viene la cláusula suelo?”. Y él mismo tiene una respuesta tajante: “Pues para condenar a una persona. La dejan sin alma”.

Y recuerda, con pesar, cómo antes “hasta salía el director del banco y te daba una abrazo. Nos concedieron el préstamo hipotecario solo con la nómina de mi mujer -que no llega a los 600 euros- y nos dijeron que si queríamos uno personal de dos millones”. Y ahora, “ni te miran”.

Por eso, acusa: “Ellos lo sabían [el mundo financiero] y los políticos”. Y los notarios. “Qué expliquen a la gente lo que firma, que para eso cobran un dineral”. También, los jueces, que “no les tiembla el pulso a la hora de ordenar un desahucio pero no para que los bancos devuelvan a los abuelos el dinero de las preferentes”. Y, por supuesto, “el Gobierno”. “Yo no entiendo de política pero no hay que ser muy listo para saber que este Gobierno se ha cargado el bienestar y tanto por lo que lucharon nuestros padres”.

Para este gaditano, “esto ha sido el robo del siglo”. Y a los ciudadanos, “nos han hecho engordar como a los pollos para ahora comernos”.

El equipo de personas de la PAH le ha devuelto la vida, asesorándole en cada paso y hasta acompañándole al banco cada vez que tenía que negociar nuevas condiciones. “No es lo mismo ir tu solo, que no sabes, a ir con ellos. Los dejan callados y los temen nada más verlos entrar”.

Y repite una y otra vez: “Que la gente no se fíe ni de una palabra y no firme nada. Que se acerquen a la PAH”. Él lo hizo y ahora ha podido reestructurar su deuda. Pagará durante cinco años los intereses, aunque tendrá que alargar el préstamo ese tiempo.

“He descansado un poco de la presión que tenía encima, aunque aquí no se acaban los problemas pero, al menos, no tenemos esa letra tan elevada y de aquí a cinco años, espero que se solucione esta situación y pueda encontrar un trabajo”.

José pide “concienciación”, “difusión”, que “la gente se entere y nos podamos ayudar unos a otros. Es el camino“.

Publicado por Vanessa Perondi (cadizdirecto.com)




RSS 2.0         Identificarse