cadizcentro.net

14/12/2012

“Hay que pasar a la acción”

Inicio > — josegalindo @ 8:32 am :: 4790

El delegado provincial de Vivienda, Turismo y Comercio de la Junta de Andalucía, Manuel Cárdenas, llamó ayer a la movilización ante los casos de desahucio en Cádiz. “Se han paralizado muchos desahucios gracias a la presión y las movilizaciones. Hay que pasar a la acción", dijo en un debate celebrado ayer en torno a este drama que afecta actualmente a muchas familias.

En el acto, que tuvo lugar en la Asociación de Vecinos Cádiz Centro, también participaron el coordinador provincial de UPyD, Manuel Pérez Fabra; el representante de la Asociación Afectados por la Hipoteca, Juan José Sánchez, y Manuel Aragón, afectado por el desahucio.

Cárdenas afirmó que es preciso “que se cambien las leyes injustas que penalizan a las víctimas", además de “una toma de conciencia colectiva y un proceso de movilización ciudadana". E hizo referencia a los “frutos” que está dando la Oficina de Defensa de la Vivienda abierta recientemente, a la que en poco más de un mes han acudido más de cien personas.

Ante la intervención de un miembro del público, que preguntó sobre los desahucios en viviendas de alquiler, el delegado de la Junta dijo que en Cádiz se están encontrando muchos casos de este tipo. Señaló la necesidad de cambiar la ley de arrendamiento, que protege al propietario, porque “creemos que el alquiler debe cumplir un fin social de dar cobijo". Y se comprometió a trabajar con todas las asociaciones para solucionar este problema. También recordó que desde la Delegación de Vivienda se habían comprometido a no desalojar a ninguna persona del parque público de viviendas.

Asimismo, habló de las entidades financieras. Considera que las administraciones deben ser más contundentes con ellas. “No se les puede dar dinero a cambio de nada. Se están saneando y ellas a cambio deberían sensibilizarse con la situación. Es una vergüenza que los bancos prefieran tener una vivienda vacía a que esté en alquiler social".

Por su parte, Pérez Fabra manifestó su convencimiento de que los partidos políticos “estamos llamados a cambiar el sistema". E hizo una relación de las medidas propuestas por UPyD para modificar el marco normativo en relación a la vivienda. Entre ellas, la solución concursal, es decir, aplicar a las familias, ante el impago de una hipoteca, la misma fórmula que cuando quiebra una empresa. También, que haya algunos elementos inembargables, como la primera vivienda, o elevar el valor de la tasación en las subastas, entre otras. Pero no han conseguido los apoyos necesarios para que estas propuestas salieran adelante. “Los dos partidos mayoritarios llevan varios años vetando las iniciativas que, desde el resto de grupos de la oposición, se han ido planteando para modificar la actual normativa hipotecaria y para poner fin a uno de los peores dramas sociales que vive España", declaró.

El coordinador provincial de UPyD reconoció a los avalistas como “los grandes sufridores” de esta situación. E incidió en la necesidad de “hacer propuestas que cambien la ley".

En su intervención, el representante de la Asociación Afectados por la Hipoteca, Juan José Sánchez, lamentó que “a los que no podemos pagar nuestras viviendas porque nos hemos quedado en paro se nos echa en cara que si hemos firmado un contrato tenemos que cumplirlo. Sin embargo, los políticos no cumplen artículos de la Constitución y no pasa nada. Ellos son los que han creado la burbuja inmobiliaria que ha hecho que se incremente el número de parados. La burbuja explotó y las consecuencias las pagamos los más débiles. Nosotros no tenemos la culpa de esta situación". Y pidió soluciones al Gobierno.

Entre los ponentes del debate se encontraba Manuel Aragón, quien compró un terreno y construyó una casa en la que vivía con su mujer y sus dos hijos. Comentó que se quedó en paro y le dio tres soluciones al banco para no verse en la calle, pero éste no aceptó. “Y lo perdí todo: la casa, la familia, que se rompió, y yo tuve que irme a vivir con mi padre. Los niños son los más afectados por todo esto". Gracias a movilizaciones ciudadanas consiguió retrasar el desahucio y el banco le concedió la dación en pago con la condición de que él no hiciera público su caso. Ahora su casa está cerrada y quiere intentar recuperarla a través de un alquiler social “porque esa casa la hice yo entera, desde los cimientos hasta el techo, y mis niños están locos por volver allí".

Este es sólo un ejemplo de los muchos casos extremos que actualmente hay en Cádiz.

Publicado por Pilar Hernández Mateo (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse