cadizcentro.net

12/12/2012

Guerra entre los comerciantes

Inicio > — josegalindo @ 10:57 am :: 4789

Hace unos meses, cuando aparecía el cuarto gran colectivo que aglutinaba a los comerciantes en la ciudad, este periódico planteaba una interrogante: ¿es positivo o negativo que los intereses de un mismo sector se planteen desde cuatro focos diferentes? ¿La proliferación de asociaciones servirá para mejorar la situación y las acciones o será peor para los intereses de los empresarios? Los propios representantes de cada colectivo analizaron esta cuestión, entendiendo de manera generalizada que lo ideal sería que existiera una sola asociación. Hoy, medio año después, esa sensación negativa que daba la coexistencia de cuatro asociaciones de comerciantes no hace más que confirmarse. Cuando las campañas de Navidad están ya en ciernes, las asociaciones se han enfrascado en una guerra de intereses y cruce de acusaciones y denuncias a cuenta, principalmente, de los proyectos de cada una para las próximas semanas.

El detonante a esta tensa situación parece haber sido el proyecto de la asociación Cádiz XXI de convertir la Casa Aramburu en un pequeño centro comercial durante las próximas fiestas navideñas. Esta iniciativa ya anunciada hace algún tiempo fue denunciada en la última reunión de la mesa del comercio por otros colectivos de comerciantes (principalmente por la Unión de Comerciantes y Cádiz Centro), quienes entre otras cosas achacaban una competencia desleal hacia el resto de negocios no pertenecientes a Cádiz XXI y dudaban de que todos los expositores que habrá en la finca de San Antonio sean de tiendas de la ciudad.

La propia asociación Cádiz XXI se hacía eco de estas quejas en su página web, donde tachaba lo ocurrido en la mesa del comercio de “sorprendente". “Lo nunca visto, unas asociaciones poniéndole impedimentos a las actividades que presentaba nuestra asociación", afirman, concluyendo con una referencia a la archiconocida frase del Quijote (ladran, luego cabalgamos) para sentenciar que “aunque ladren muy fuerte, no nos asustáis".

Después de esto, ha sido la propia asociación Cádiz XXI la que ha mostrado su malestar por la instalación de la carpa que albergará la pista de hielo estas navidades (iniciativa esta de Cádiz Centro). Dicha carpa se situa este año justo delante del frente de San Antonio donde está la Casa de Aramburu, cuando hasta ahora lo hacía en el extremo de la calle Veedor. Según explican estos comerciantes -esta vez en su blog, no en su página web- el motivo esgrimido por el Ayuntamiento para el cambio de sitio es la seguridad. “Nos preguntamos si todos los años que ha estado en su antiguo emplazamiento se ha carecido de esa seguridad", afirma Cádiz XXI, que se queja de la imagen “nefasta” que la carpa proporciona a San Antonio durante las fiestas navideñas. “No estamos en contra de esta actividad, pero sí de sus dimensiones, emplazamiento y falta de decoro con respecto al entorno y época del año", sentencian desde Cádiz XXI, denunciando también que esta nueva ubicación perjudica a los artesanos de Erytheia que habitualmente también se instalan en San Antonio en esta época y que, precisamente, también organizan El Palacio de la Navidad en la Casa Aramburu.

Para este colectivo, el cambio de carpa responde a una especie de ataque intencionado contra sus intereses. Y al hilo de esto también aprovecha la ocasión para quejarse del diferente trato que reciben del Ayuntamiento con respecto a “la asociación antigua de la ciudad” (poniendo como ejemplo la Zona Outlet organizada por ellos y la Noche Abierta de Cádiz Centro), reivindicando que ellos componen actualmente la más representativa.

En medio de esta guerra aparece también la asociación Acecádiz, que hace días se quejaba en este periódico de que el Ayuntamiento no le había autorizado a instalar unas atracciones y una ludoteca en la fatídica plaza de San Antonio para estas fiestas navideñas, cuando precisamente sí se daba permiso a otros colectivos para instalar, por ejemplo, la carpa de grandes dimensiones.

La guerra, por tanto, en el sector está servida. Y por ahora se vende cara.

Publicado por P.M.-Durio (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse