cadizcentro.net

28/10/2011

Las primeras lluvias vuelven a inundar la zona de Nueva

Inicio > — josegalindo @ 8:02 am :: 4712

Distintos comercios y oficinas situados en la zona de la calle Nueva amanecieron ayer afectados por los restos de aguas pluviales y fecales que inundaron los locales tras las lluvias de la madrugada del jueves.
Los locales afectados en esta ocasión fueron de la calle Nueva, en el tramo comprendido desde Sánchez Barcaiztegui hasta Cristóbal Colón, donde también la inundación inundó varios establecimientos hasta la altura de la Casa de las Cadenas.

Vecinos de la zona manifestaron que a las cinco de la madrugada el agua llegaba a la altura de la rodilla en Cristóbal Colón y a primera hora de la mañana los suelos de los establecimientos afectados aparecían cubiertos de fango procedente de las aguas fecales.

Algunos comerciantes avisaron a los bomberos y otros a empresas especializadas en desatascos, a la vez que los propios empleados procedían a limpiar el interior de los locales para poder abrirlos al público como cada día.

Los comerciantes lamentaron que con las primeras lluvias haya vuelto el problema que vienen padeciendo en los últimos años cada vez que caen dos gotas y se inundan todas las calles de la zona y los establecimientos ubicados en las mismas, con la excepción en esta ocasión de la plaza de Mendizabal, donde está situado el ambulatorio de la Seguridad Social.

Los industriales volvieron a recordar que el pasado invierno padecieron hasta cinco inundaciones, debido a los atascos en el alcantarillado.

Mientras, en la plaza de San Juan de Dios, coincidiendo con las obras de reurbanización de la misma, la empresa Aguas de Cádiz prosigue los trabajos para evitar las inundaciones cada vez que llueva con la construcción de un aliviadero de pluviales, con un presupuesto de 709.318 euros.

Los trabajos, con un periodo de ejecución de cuatros meses, se han prolongado más de lo previsto tras la aparición de restos arqueológicos en la zona. El objetivo final es que una tubería de gres vitrificado, de 170 metros de longitud, llegue desde San Juan de Dios al muelle.
La obra se complementa con una arqueta de reunificación de aguas entre la calle Nueva y la plaza de San Juan de Dios, que se prevé que evacue más de 3.000 litros de agua por segundo. El final de las obras está actualmente pendiente de determinadas conexiones.

Mientras los industriales afectados, que en noviembre del pasado año llegaron a plantearse reclamar daños y perjuicios, vuelven a preocuparse ante la posibilidad de que las lluvias vuelvan en los próximos días y les obligue a revivir una situación como la de ayer, cuando sus establecimientos amanecieron inundados.

Ayer incluso dudaban de que las obras que se están realizando sirvan para llevar el agua hasta el muelle y acabar con el problema de las inundaciones, algo que ya le prometieron hace tres años.

Por lo pronto revivieron las desagradables situaciones del otoño y del pasado invierno, cuando los atascos en el alcantarillado llegaron a desesperarlos, al dejar sus respectivos locales cubiertos de los restos producidos por los aguas fecales.

Publicado por Emilio López (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse