cadizcentro.net

19/10/2011

No hay tregua para la Catedral

Inicio > — josegalindo @ 8:07 am :: 4710

Tenía un fin loable, pero ha sido la gota que ha colmado el vaso tanto en la propia Catedral, como su entorno. La feria de atracciones celebrada en la plaza del primer templo diocesano durante la semana pasada (organizada por el Nazareno y destinada a obtener fondos para la restauración del paso y la bolsa de Caridad) ha vuelto a poner sobre el tapete la evidente saturación visual que experimenta la fachada de un Bien de Interés Cultural. Y es que un paisaje de luces de colores y coches de choque se sumó a una larga lista de fotos arruinadas para los turistas. Escenarios, mercados medievales, vallas o puestos se han convertido en el impedimento artificial que obstaculiza la visión de uno de los monumentos gaditanos por excelencia y que exaspera de los vecinos al propio Cabildo Catedral.

El secretario del Cabildo, el sacerdote Antonio Alcedo, se muestra claro: «Se está impidiendo el disfrute de uno de los monumentos más bellos de la ciudad». Y con la música y las luces de la pasada feria la gota colmó el vaso el pasado domingo. Ese día tocó la despedida de Antonio Ceballos en el interior de la Catedral, mientras la feria seguía en el exterior. «No es la primera ni la única vez que una celebración se ve bloqueada en la Catedral», reconoce con resignación Alcedo. «Creo que nuestra opinión es la misma que comparte el resto de los gaditanos», matiza el canónigo.

Y no le falta razón, en la propia plaza las opiniones son de lo más variadas, pero todas coinciden en la «evidente saturación visual». «Todo lo que se haga en la plaza trae su beneficio porque atrae gente. Sin embargo, hay turistas que preguntan porque no ven normal que se tape un edificio emblemático, comprendo que en otras ciudades no se permita», reconoce el encargado del bar Vinos y Tapas, Mateo Astorga.

Una actitud del Ayuntamiento (al Consistorio corresponde permitir o no este tipo de montajes) que tampoco se comprende en la asociación Cádiz Ilustrada. Su presidenta, Elena González, recuerda que la propia plaza es considerada entorno de un Bien de Interés Cultural (que es la propia Catedral) «desde el 28 de noviembre del año 2000 y sin embargo, con frecuencia se aprecia la plaza llena de infraestructuras que anulan la fachada y la tapan casi por completo. Es un ejemplo de lo poco explotado que está el turismo cultural en Cádiz», lamentan desde Cádiz Ilustrada. De hecho, el propio turismo de la Catedral «se queja» de estas instalaciones que impiden la visión y dificultan el acceso a la Seo. «Es una protesta razonable», matiza Alcedo.

Ruido en la plaza

Aunque las actividades instaladas en la zona suelen respetar los horarios (el ruido no se extiende más de la medianoche), muchos vecinos no dudan en mostrar su malestar por los elevados decibelios, como explica José Laureano García, propietario de una tienda de chucherías en la zona: «Muchos vecinos se quejan, ellos son los que más sufren los ruidos». Una opinión que comparte también el propio rector del Seminario de San Bartolomé, José Manuel Daza: «Muchos días es complicado celebrar la misa en la iglesia de Santiago. Y eso que ya se ha reducido, pero hace falta racionalizar el uso de la plaza».

Moderación que ya han pedido en la Catedral. «No es la primera vez que trasladamos al Ayuntamiento el problema. El Cabildo se ha manifestado en más de una ocasión pero no ha habido respuesta», explica Alcedo. Tanto los vecinos como el Cabildo comprenden «la lógica limitación de espacio» que sufre la ciudad. Por ello, apuestan por el control más que por la desaparición de actividades en la zona. «La plaza es un espacio muy bueno para teatros y conciertos, pero con límites», reconoce conciliador Daza, en una opinión compartida con Alcedo. Mientras, el entorno de la Catedral sigue saturado. Y sin tregua a la vista.

Publicado por La Voz de Cádiz




RSS 2.0         Identificarse