cadizcentro.net

23/8/2010

La población del casco antiguo sigue a la baja y se queda en 38.000 vecinos

Inicio > — josegalindo @ 6:58 am :: 4449

La reforma integral del parque de vivienda del casco antiguo de Cádiz está mejorando de forma ostensible la calidad de vida de quienes allí residen, pero no está incrementando el número de habitantes que, en la última década, periodo de vigencia del Plan de Rehabilitación, ha experimentado un descenso imparable hasta el punto que desde 1999 hasta 2009 se supera ya el 13% de la población censada.

Así se refleja en el último estudio estadístico elaborado por el propio Ayuntamiento atendiendo al último dato oficial del INE. Según el mismo, en la capital residen 126.766 habitantes de los que 38.334 viven en el casco antiguo y el resto, 88.432, en los barrios de Puerta Tierra.

Estas cifras contrastan con los 44.000 vecinos de intramuros en 1999. En ese año comenzaron los primeros trabajos de rehabilitación tanto de la Junta como del Ayuntamiento. Con ellos se ha eliminado casi en su totalidad la infravivienda a la vez que se ha mejorado el habilitado de centenares de casas mientras que se han rehabilitado o construido de nueva fincas destinadas a la clase media.

Habida cuenta de la situación de hacinamiento que se sufría en muchos barrios, la recuperación del casco ha mejorado ostensiblemente la calidad de vida de quienes han permanecido en ellos, ya que en fincas donde podían residir más de una veintena de familias ahora, ya arregladas, se han reducido a la mitad. Ello supone que se ha rebajado el número de viviendas en todo el casco antiguo y que cada unidad está habitada por un menor número de personas.

Desde 1999 el descenso es continuado, siguiendo una tendencia iniciada, de forma menos acusada, unos años antes. Sólo en 2002 se produjo un leve repunte con 400 vecinos más que en el año anterior, pero en 2006 ya se bajó de los 40.000 vecinos, cifra que no se ha podido recuperar y que, ciertamente, está lejos de los más de 70.000 ciudadanos que residían en intramuros hace apenas cinco décadas.

En todo caso, este descenso no supone ni mucho menos el despoblamiento del casco histórico. Frente a lo que ocurre en otras capitales del país, la zona ‘antigua’ de la ciudad sigue aportando unos datos propios de una urbe superpoblada. Así, en el apenas kilómetro y medio de superficie residen 38.000 personas, lo que supone una densidad media cercana a los 28.000 habitantes por kilómetro cuadrados, una cantidad propia de un país asiático.

San Juan, Santa María y el Pópulo apenas acogen a 8.400 personas, mientras que La Viña y el Mentidero son los barrios con mayor número de vecinos y densidad de población.

Si el censo del casco antiguo va a la baja, la residente en Puerta Tierra se mantiene a duras penas en el límite de los 90.000 habitantes. Los últimos datos oficiales dejan esta cifra en 88.432, con cambios mínimos respecto a lo manejado en la última década aunque también lejos de la mayor cifra alcanzada, cien mil personas, en la década de los ochenta.

Extramuros también soporta una alta densidad de población, llegando a 29.000 habitantes por kilómetro cuadrado.

Frente a lo ocurrido en el casco antiguo, el parque de viviendas en Puerta de Tierra sí ha aumentado, y de forma considerable, en la última década, especialmente con la puesta en marcha de más de mil quinientas viviendas en los antiguos terrenos de Astilleros y promociones puntuales en otros puntos de extramuros.

El nuevo Plan de Ordenación Urbana, pendiente de aprobación, incluye la construcción de unas cuatro mil viviendas a lo largo de la próxima década que se ubican todas en suelo de Puerta de Tierra.

Publicado por J. A. H. (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse