cadizcentro.net

22/8/2010

El Consorcio quiere tener el Castillo ya en uso en otoño de 2011

Inicio > — josegalindo @ 7:45 am :: 4447

El Consorcio quiere apostar fuerte por el Castillo de San Sebastián como epicentro de buena parte de los actos del Bicentenario. Cuando aún quedan por delante 575 días para la conmemoración del 19 de marzo de 2012, las obras han alcanzado ya un ritmo frenético que, incluso, se van a ver reforzadas aún más en las próximas semanas, ya que se incrementarán los turnos de trabajo; y a la vez, la programación de actividades comienza a llenarse.

El objetivo es cerrar el programa en el plazo más breve posible, a fin de iniciar una campaña de publicidad exterior. Por lo pronto, el Consorcio va a poner en manos de La Fura dels Baus el diseño de todos los actos que se desarrollen en la antigua fortificación, según adelantaron a Diario de Cádiz el presidente del Consorcio, Luis Pizarro, y el gerente de la Oficina, Gabriel Almagro, que acompañaron a este periódico en una visita el pasado jueves tanto al Castillo como al Oratorio de San Felipe.

La elección de La Fura confirma el objetivo del Bicentenario de convertir el Castillo en el epicentro de las principales celebraciones del Doce. Este grupo catalán, creado en 1979, está considerado como uno de los mejores en su campo en todo el mundo. Apuesta por los grandes espectáculos visuales en la calle y ellos fueron los protagonistas del aplaudido acto de apertura de los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992.

Un equipo de La Fura ya ha visitado el Castillo y analizado con la Oficina del Bicentenario los objetivos que ésta se marca en este espacio de 40.000 metros cuadrados de superficie.

EL PLAN CULTURAL

El Castillo contará con tres grandes espacios de referencia cultural. Por una parte estarán las casamatas, medio centenar, que darán cabida a exposiciones relacionadas con el Bicentenario apostando por contenidos interactivos; por otra, se levantarán una decena de pabellones, de arquitectura efímera, para dar cobijo a muestras traídas por diversos países iberoamericanos y comunidades autónomas españolas; y en tercer lugar estará el gran espacio abierto, a modo de la que podría ser la mayor plaza de Cádiz, que dará cabida a distintos espectáculos donde el diseño visual de La Fura será esencial.

Este espacio se va a ver reforzado con el previsible derribo de la torre de comunicaciones del Castillo. Aunque desde Tragsa se indica que se sigue trabajando en su futura recuperación, la dirección del Consorcio ha descartado su mantenimiento, por lo que previsiblemente se derribará así como el montículo sobre la que se asienta. Se creará así una gran plaza abierta de unos 20.000 metros cuadrados de superficie.

Aquí la programación será muy variada. No se quiere apostar únicamente por grandes concentraciones de personas. Sí se apuestan por conciertos como los de la MTV-Latino, además de otros de música clásica con formatos más reducidos, a la vez que se plantean obras de teatro o espectáculos como Goya sueña la Pepa, de Enrique Morente.

Fuera del gran espacio de San Sebastián, el Consorcio ya está trabajando en la gran exposición del Bicentenario: Cádiz capital del Reino que se dividirá entre la Diputación Provincial, la Casa Pinillos (la ampliación del Museo de Cádiz, actualmente en obras) y el patio del Hospital de Mujeres. Igualmente, quedarán fuera del Castillo los grandes eventos musicales, como los ya firmados con la cadena MTV, que tanto en 2011 como en 2012 celebrarán en Cádiz su MTV Summer (que este año ha elegido la ciudad de San Fernando).

El Consorcio está trabajando en el cierre de una amplia programación con la que pretende poner en uso el Castillo de San Sebastián antes del 19 de marzo de 2012. Frente a la idea inicial de abrir este equipamiento coincidiendo con la fecha del bicentenario, Luis Pizarro adelantó a Diario de Cádiz que el objetivo es “que a partir de otoño de 2011 ya se puedan celebrar diversos actos culturales en este complejo", pues se considera que para esta fecha las obras que ejecuta tragsa estén terminadas.

De esta forma se quiere que cuando se llegue al 19 de marzo y se celebre oficialmente el Bicentenario, “las actividades del Consorcio estén a pleno ritmo”

LAS OBRAS

Ciertamente, por lo visto durante la visita realizada este jueves, el año que aún resta para que comience a utilizarse el castillo puede ser suficiente para concluir las obras, sobre todo porque lo ya ejecutado ha sido lo más complicado y costoso: la recuperación de las casamatas.

Los trabajos realizados en las 58 casamatas existentes están a punto de concluirse. En estos meses, además de una limpieza en profundidad se ha actuado en los revestimientos exteriores, en la limpieza de la piedra, en las zanjas para la instalación de los distintos servicios y en la adecuación de cada una de estas salas para su futuro uso museístico. De cara a evitar problemas de humedad se ha reforzado la protección de todos los techos y del paseo superior a la vez que se le ha dado un tratamiento especial a la piedra tras un tratamiento de chorro de arena. En aquellos muros en los que los sillares se encontraban en mejor estado, se ha optado por dejarlos al aire libre, el resto se ha tratado con mortero de cal. Los técnicos han visitado otras fortificaciones, como el baluarte de la Candelaria o Santa Catalina, para analizar cómo se había trabajado allí para evitar las filtraciones.

Una docena de casamatas van a tener un uso hostelero. Son las que se ubican en la zona del castillo más alejada de la Caleta. Aproximadamente ocupan unos 500 metros cuadrados donde funcionarán dos bares y un restaurante. Junto a los comedores interiores también se ubicarán terrazas en la inmensa plaza exterior.

Concluida la recuperación de las casamatas se trabajará en la recuperación de la avanzada. Se habilitará la zona del antiguo helipuerto para la instalación de los pabellones expositores mientras que en el primitivo castillo, donde ya se han realizado varias actuaciones incluidas las de escuelas taller promovidas por el Ayuntamiento, se ubicarán las oficinas del recinto, zona de recepción de visitantes y autoridades, tiendas y otros servicios.

Aunque Luis Pizarro ya anunció esta semana el interés del Consorcio por tirar la torre de control, que presenta un estado ruinoso. Sin embargo, desde Tragsa aún se sigue trabajando en el proyecto de rehabilitación, pendiente de que se concrete de forma definitiva la demolición o no de esta estructura cuya desaparición facilitaría la expansión de la gran plaza pública.

Ya está construido un gran búnker de hormigón que se ha ubicado en uno de los laterales del castillo donde antes había un gran montículo de tierra. Esta construcción ha sido necesaria para instalar todos los servicios del complejo y será cubierta con tierra y plantas.

También está pendiente el derribo de la antigua casa del farero, manteniéndose el faro.

La última fase se centrará en la restauración de todos los lienzos exteriores del Castillo y en la adecuación del malecón.

LOS HITOS

A lo largo de todo el recinto del Castillo, las obras han ido sacando vestigios de las construcciones originales. En algunos casos éstas se han podido recuperar, en otros se plantean actuaciones que permitan visualizarlas por parte del visitante. Se busca así crear hitos con un evidente valor histórico.

El más importante es sin duda la Torre de la Atalaya, base del antiguo faro de piedra que fue derribado en 1898. Ya se está recuperando trazas de la antigua escalera. En cuanto a los muros exteriores de las casamatas, se ha mantenido en piedra ostionera vista uno de los laterales que se encontraba en mejor estado. Explorando la documentación existente sobre el Castillo se localizó la ubicación de la capilla de San Sebastián que se recuperará mediante una zona verde. Igualmente se ha recuperado al acceso al antiguo pozo.

LOS ACCESOS

En cuanto a los accesos, Pizarro incidió en la postura ya conocida del Bicentenario de consensuar actuaciones relacionadas con este evento, considerando que atendiendo a la programación de actividades previstas en el Castillo “no es necesario accesos adicionales como el que se pretendía por barco", mientras que operaciones muy puntuales en el paseo Quiñones serán suficientes para facilitar la entrada peatonal a este equipamiento.

EL PATROCINIO

Mientras que avanzan a buen ritmo las obras del Castillos, el Consorcio está incrementando el número de empresas patrocinadoras de los eventos del Bicentenario. Tras un inicio titubeante, el cambio de legislación ha facilitado la entrada de más firmas de lo inicialmente previsto, aunque con cantidades muy variables. Aunque se han publicitado muchas de ellas otras empresas de gran calado ya han cerrado acuerdos con el Doce pendientes de firma. Destaca Gabriel Almagro que en muchos casos estas empresas plantean el patrocinio de temas muy específicos, como ha pasado con tres de ellas que han optado por financiar los conciertos de la MTV y otros especialmente interesados en la programación de los conciertos de música clásica.

EL FUTURO

La intención del Consorcio del Bicentenario es cerrar todas las actividades del Doce tras la celebración de la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica, que tendrá lugar en Cádiz a lo largo del mes de octubre de 2012.

Comenzará entonces una nueva etapa para el Castillo de San Sebastián, aunque ya totalmente rehabilitado y acondicionado para la celebración de grandes eventos sociales y culturales. Tiene claro Luis Pizarro que cómo funcionará este equipo será una decisión que deberán de tomar todas las administraciones públicas y que, lógicamente, ello tendrá que estar claro antes de que se cierre el telón del Bicentenario, sobre todo porque tras la inversión de 40 millones de euros en la puesta en valor de este equipamientos será necesario un mantenimiento exhaustivo y muy costoso.

Publicado por José Antonio Hidalgo (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse