cadizcentro.net

13/3/2010

La alcaldesa justifica las deficiencias del Mercado porque es una obra nueva

Inicio > — josegalindo @ 8:31 am :: 4269

La polémica está servida. Las continuas protestas de los vendedores del Mercado Central ya han tenido respuesta por parte del equipo de Gobierno. Y también la empresa adjudicataria, Corsán Corviam, ha movido ficha.

Mientras los detallistas mostraban con un recorrido por la plaza de abastos las deficiencias y desperfectos de las instalaciones a tan sólo 87 días de su reapertura, la constructora registraba en el Ayuntamiento un informe en que se detalla el «mal uso» que los vendedores están haciendo de las mismas. La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, manifestó ayer: «Toda construcción suele tener en los primeros meses sus pequeños desperfectos, como ocurre cuando se construye una casa. En el primer año de rodaje de una instalación de estas características siempre tiene que haber alguna cosa que haya que tratar». De esta forma, señaló, que cuando haya defectos de construcción será la empresa la que tenga que subsanarlos y cuando sean de uso «tendrán que arreglarlos ellos».

Así la alcaldesa dio a conocer la existencia de un informe elaborado por Corsán Corviam, en el que se especificarían esos supuestos «malos usos», aunque la edil insistió en no hacerlo público hasta mantener primero un encuentro con los representantes de los comerciantes. «Se lo enseñaré en mi despacho con actas notariales porque después del dinero y esfuerzo que ha costado el mercado no me voy a meter en un debate público», señaló. Además Martínez volvió a recordar que la obra tiene una garantía de dos años que cubre todos los desperfectos que puedan encontrarse en el moderno edificio en el que -recordó- llevan trabajando desde el año 1999 para que tengan «unas magníficas instalaciones».

Por su parte los vendedores de la plaza vienen insistiendo desde su inauguración en que las incidencias denunciadas están siendo solventadas por los operarios de la empresa con «apaños». Es el caso de los tubos que han introducido en las cámaras de pescado y fruta para evacuar el agua, o la sustitución de los cristales de los focos de los puestos cuando se rompen, en vez de sustituir el aparato por otro más idóneo para su uso.

Junto a esto, también mencionaron que los mostradores se están deformando al estar realizados de madera aglomerada incompatible con el agua, los puestos se están cubriendo de humedades, óxido y arena de las columnas y bóvedas, además de otros desperfectos como las filtraciones de agua mientras se instala el toldo electrónico en el techo de la nave. Algunos llegaron a mencionar incluso, que tenían un salidero de aguas fecales en el propio puesto.

Publicado por Sandra Salazar (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse