cadizcentro.net

9/3/2010

La Junta advierte de que prohibirá las pantallas si dañan el entorno histórico

Inicio > — josegalindo @ 10:01 am :: 4260

La guerra de las vallas, segunda parte. Como si fuera un título de largometraje de ciencia ficción, en plena semana de la entrega de los Oscar, el anuncio municipal de instalación de pantallas digitales de tecnología Led en las calles de la capital ha provocado una advertencia de la Junta de Andalucía. La Consejería de Cultura es la institución responsable, según la Ley, de velar por la protección del patrimonio y evitar cualquier impacto visual que pueda afectar a su entorno.

Aunque la alcaldesa Teófila Martínez, después del polémico anuncio de la aprobación de la instalación de estos nuevos soportes publicitarios, aseguraba que «nadie va a llenar la ciudad de pantallas», es la Junta de Andalucía la que se reserva el derecho a prohibir o aprobar su definitiva instalación, según le asigna la Ley.

El Ayuntamiento ha anunciado que, como máximo, serán las 44 pantallas publicitarias que se coloquen por todo el término municipal, en sustitución de las tradicionales vallas publicitarias.

Según el proyecto municipal, incluso servirían para reducir el impacto estético que los soportes de los grandes carteles actuales provocan en en la ciudad.

Para defender esta decisión, ya aprobada en Pleno, en cuanto a beneficio colectivo, hasta tres concejales han detallado que, de las 44 pantallas previstas, sólo siete tendrán unas dimensiones de 6,50 x 3,25 metros; seis serán de 3 x 2,25 y las restantes 31 de 1,50 x 0,80.

Los autores de la iniciativa, el equipo de Gobierno, argumentan, además que instalaciones muy similares son habituales en ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia o Zaragoza. Todas estas argumentaciones son inapreciables para la Consejería de Cultura que confirma que «analizará cada propuesta de ubicación cuando sean solicitados los permisos». Hasta el momento, no se ha pedido ninguno, pero desde la Junta se recuerda que la premisa es «proteger todo entorno monumental o sometido a cualquier nivel de protección patrimonial o cultural».

Por traducir este aviso legal a un lenguaje coloquial, fuentes oficiales de la Junta de Andalucía detallan que «no es equiparable instalar una pantalla en la Avenida que otra junto a la Catedral».

Un claro precedente

La Delegación de Cultura advierte de que estas exigencias nada tienen que ver con el hecho de que se trate de pantallas de nueva tecnología y que se aplican igualmente a cualquier objeto que se instala en la vía pública. Para reforzar este matiz, recuerda que ya ordenó al Ayuntamiento retirar vallas colocadas en el entorno de varios monumentos declarados Bien de Interés Cultural (BIC). Sucedió en enero de 2007, tras una larga serie de denuncias ciudadanas y de la oposición municipal. Los soportes publicitarios estaban colocados en La Caleta, y en el Baluarte de San Roque.

La Junta recordó entonces que esas estructuras obstaculizaban la visión y eran incompatibles con la categoría de monumento decidida por Real Decreto. La Consejería recordó entonces que ese tipo de instalaciones necesitaban un premiso expreso que no había sido solicitado.

Entonces, la administración autonómica utilizó como argumento que eran «elementos que perturbaban la contemplación de inmuebles declarados BIC o ubicados en su entorno».

Esos mismos pasos serían los que se utilizarían en caso de que una de las pantallas se instalase en el entorno de un monumento o espacio de interés cultural.

Publicado por José Landi (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse