cadizcentro.net

7/3/2010

La ciudad de Cádiz pierde casi 13.000 habitantes en la última década, según el INE

Inicio > — josegalindo @ 8:49 am :: 4255

La ciudad ha perdido un total de 12.861 habitantes desde el año 2000 y la de Granada 6.176, según los últimos datos del padrón municipal recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En el año 2000, la población de Cádiz pasó de 140.061 a 127.200 el año pasado.

Si se atiende al año 1996, Cádiz y Granada son las únicas capitales andaluzas que han perdido población. Aunque cada una de ellas ha descendido a un ritmo muy diferente, la primera perdió más de 18.000 habitantes en esos trece años, la segunda ha descendido a un ritmo mucho menor, con 9.600 habitantes menos desde entonces.

Al mismo tiempo, Jerez , la ciudad más poblada de la provincia gaditana, pasaba de 182.269 en 1996 a 183.677 en 2000 y a 207.532 en 2009. Granada capital, por su parte, perdió casi 8.000 habitantes entre 1996 y 2003. Al año siguiente volvió a ganar población pero en los últimos años ha vuelto a situarse en la pérdida poblacional, hasta los 234.325 habitantes en 2009.
La reducción de la población en la capital granadina ha hecho que si en 2000 le diferenciaban poco más de 75.500 habitantes con respecto a Almería, casi una década después, la diferencia se ha reducido hasta los 49.400.

En el año 2000, El Ejido tenía 53.008 habitantes y en 2009 había alcanzado los 84.228, algo más de 30.000 habitantes más demuestran que el municipio almeriense crece a un ritmo muy rápido. De hecho, 17 años, han sido suficientes para que la localidad haya visto cómo su población (42.114 en 1992) se duplica.

Ese crecimiento poblacional es atribuible a la población inmigrante que, en 2009, alcanzaba los 29.746 censados, el 35,3 por ciento del total . De ellos, los marroquíes son los más numerosos (mas de 16.400). Además, la población de El Ejido es joven, con casi un 24,4 por ciento menor de 20 años, frente a un 7 por ciento mayor de 65 años.

Publicado por La Voz de Cádiz




RSS 2.0         Identificarse