cadizcentro.net

10/2/2010

La Junta acusa al Consistorio de retrasar varias rehabilitaciones

Inicio > — josegalindo @ 7:18 am :: 4218

La vivienda en Cádiz siempre pone la nota de discordia entre la Junta y el Ayuntamiento. Cuando no es la rehabilitación, es la cesión de terrenos o la aprobación del PGOU. En esta ocasión, el problema ha sido poner de acuerdo a ambas administraciones para acometer trabajos conjuntos.

Ayer mismo, la Delegación provincial de Vivienda denunció al Consistorio de retrasar los trabajos que acomete en el casco histórico por la tardanza en soterrar el cableado. Se trata de los números 36 y 38 de la calle Barrié, el 24 de Rosario Cepeda y el 24 de Portería de Capuchinos, que suman 23 domicilios.

Vía comunicado, la Junta recalcó que «han transcurrido entre siete y cuatro meses desde que se solicitó la licencia para soterrar los cables y dar por acabadas las obras de rehabilitación que se han realizado en estas fincas». Pero ése no es el único problema. Al parecer, el expediente que acumula más retrasos es el que afecta a la finca de la calle Barrié. La solicitud es de 23 de julio de 2009, y el Ayuntamiento presentó el presupuesto el 20 de octubre. Pero el trámite resultó incompleto, según fuentes de la Delegación provincial de Vivienda.

Tras un tira y afloja entre administraciones y empresas que asumieron el proyecto y luego se echaron atrás, el último informe municipal dictaminó que era la Oficina de Rehabilitación de la Junta quien tendría que hacerse cargo del coste de ese soterramiento.

A la hora de dar explicaciones la Junta no ahorra detalle y sigue con el balance de retrasos. Por orden, le toca el turno al inmueble de Portería de Capuchinos, para el que, según Vivienda, pidió la autorización el 7 de septiembre y no recibió el presupuesto hasta casi cuatro mese después. En el caso de Rosario Cepeda, la solicitud es de 24 de septiembre, el presupuesto no llega hasta el 16 de diciembre, se confirma el día 29 de ese mismo mes y la carta de pago no llega hasta el 18 de enero.

Pero las acusaciones no se quedan sólo en la tardanza. También acusa al Consistorio de aumentar «considerablemente» la cuantía de los trabajos que se deben realizar, por lo que las empresas interesadas en asumir el soterramiento desisten de hacerlo.
Encarnación, 5

Pero no es la Junta la única que arremete contra la gestión de rehabilitación de viviendas en la capital. El grupo municipal del PSOE ya ha denunciado el estado de varias fincas que sufren problemas de derribo. La última fue la de Encarnación, 5. Pero la respuesta municipal llegó ayer por voz del teniente de alcaldesa responsable, Ignacio Romaní.

El edil acusó a los socialistas de «intentar sacar rentabilidad política de las necesidades de los gaditanos» y aseguró que llevan actuando en la finca de la calle Encarnación desde enero de 2008. Tal como recoge en una cronología detallada de los técnicos de Procasa, la última visita se realizó el pasado día 2 y ya se ha emitido un informe con la relación de obras que se tendrán que acometer en el inmueble.

Aprovechando la comparecencia, Romaní dijo no entender que «si la Junta lleva 20 años actuando contra la infravivienda, cómo esta finca no se ha incluido en ninguno de los listados de domicilios en los que tiene previsto realizar mejoras».

Publicado por L. V. (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse