cadizcentro.net

2/12/2009

De la tranquilidad al peligro

Inicio > — josegalindo @ 9:48 am :: 4108

Hasta hace unos meses, la finca número 12 de Calderón de la Barca era la que mejor estado presentaba en esa parte de la manzana y donde más tranquilamente vivían sus vecinos. Pero la situación ha dado un giro de 180 grados y la normalidad ha dado paso al peligro en las 19 casas que conforman este inmueble.

Los vecinos aseguran que todo ha surgido a raíz del derribo del edificio que se levantaba a uno de los lados de la finca, para construir una nueva promoción de pisos con garaje subterráneo incluido. Son conscientes de que sus viviendas ya tenían defectos anteriormente -como refleja de hecho la ITE del año 2006-, “pero todo se ha agravado con la obra de al lado", comenta uno de los afectados.

Diario de Cádiz realizó ayer una visita por diferentes pisos de Calderón de la Barca, 12, comprobando el estado de deterioro que presentan algunas zonas, de las que sus vecinos dicen que empeora conforme avanzan los días. De hecho, el presidente de la comunidad asegura que dos de las 19 viviendas de la finca -una en el piso bajo y otra en el tercero- están actualmente cerradas porque “no se puede habitar".

Precisamente, las viviendas en peor estado son aquellas que colindan con la finca cuya demolición ha quedado paralizada por la Junta de Andalucía (Horozco, 6). Son las letras A y B del edificio. Y todas presentan prácticamente los mismos deterioros.

En el primer piso, por ejemplo, una de las familias vive desde hace semanas con puntales en medio del corredor, en la cocina o en el cuarto de baño. Techos y paredes aparecen con grietas y el suelo experimenta una notable pendiente conforme se acerca a la finca de Horozco. “Antes de la obra de al lado teníamos algunas cosas, pero no es como esto. Las grietas no eran tan grandes", dice la afectada.

Por su parte, a los vecinos de una de las casas del segundo se les cayó el otro día el techo de escayola de la cocina. “Fue hace dos sábados a las dos y media. No se me olvidará en la vida", comenta la vecina, madre de dos hijos pequeños. En la casa contigua también conviven entre puntales desde hace días. Y sobre ellos está una de las viviendas vacías, con un destacado hundimiento en el suelo de una de las habitaciones.

Las grietas y abombamientos del techo compiten en Calderón de la Barca, 12 con los desniveles y pendientes en el suelo en toda la finca. Los vecinos que hasta hace unos meses vivían con total normalidad aseguran tener miedo de lo que pueda pasar con la finca. “A mí lo que más miedo me da es que se le caiga un techo a mi niño. O que nos hundamos cualquier día". La tranquilidad en la casa ha quedado apuntalada.

Publicado por P. M. Durio (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse