cadizcentro.net

17/7/2009

El calor y los desperfectos ponen al límite a los detallistas del Mercado Central

Inicio > — josegalindo @ 4:34 pm :: 3877

Después de cuatro meses de retraso en el traslado a la nueva plaza, las carpas provisionales del Mercado central tienen desperfectos que perjudican tanto a los comerciantes como a los clientes. El incremento de personas que van a la plaza durante el verano, por las vacaciones y la gran cantidad de turistas hace que el calor sea sofocante.

Esta carpa está habilitada desde el pasado 2 de octubre del 2007 y hasta ahora había cumplido su función, como mercado provisional, pero desde hace unos meses esta carpa se deteriora a pasos agigantados. En la zona en la que se vende el pescado, el suelo está levantado y se crean charcos de agua del hielo que se utiliza para conservar los productos, lo que provoca que muchos clientes se tropiecen y en ocasiones haya caídas aunque, por ahora, sin importancia. Esto provoca descontento y pérdida de clientes.

Además, los comerciantes se quejan de que «el suelo transmite mucho calor y hace que haya moscas, que dan muy mala presencia» explica un frutero. El calor hace que los olores se intensifiquen por lo que por algunas zonas es hasta desagradable.

Por otro lado, la carpa se queda chica, los pasillos son estrechos y cuando en un mismo pasillo confluye un carro de la compra y cochecitos de recién nacido, impide el paso a los clientes.
Por estos motivos, algunos detallistas como Pedro Fernández pide que se cumplan con los plazos prometidos, tanto por parte del Ayuntamiento, como de Corsan-Corvian, empresa encargada de la rehabilitación del mercado. Si se hubieran cumplido las fechas pactadas inicialmente las nuevas instalaciones deberían haber abierto hace cuatro meses y todavía esperan que se indique una fecha exacta.

Aunque existen opiniones para todos los gustos, ya que los vendedores de chucherías prefieren retrasar el momento del traslado lo máximo posible. Ahora tienen la posibilidad de vender en un horario más amplio al estar en la zona de paso y no tener horario de cierre.

El Ayuntamiento anunció que el próximo mes de agosto se llevará a cabo el traslado a la nueva plaza, pero a los comerciantes no le han asegurado nada, por lo que todavía hay una confusión imperante en todos los puestos «me he enterado por la prensa de que será en agosto, pero creo que hasta septiembre u octubre no nos cambiaremos» comenta una pescadera. Tampoco están seguros de la forma en la que se hará, pero creen que será como el que hicieron en 2007 para ir a las carpas.

La plaza permanecerá cerrada durante la jornada del domingo y del lunes en los que se lleve a cabo, ya que según explica un pescadero, «es más fácil hacerlo en estos días porque el lunes no hay pescado». De esta forma, aprovechan el fin de semana para trasladar todos los los utensilios y recoger los enseres de la carpa. El martes abrirá con normalidad para atender a los clientes en las nuevas instalaciones, lo que no provocará ninguna pérdida y estará disponible con las comodidades necesiarias para mantener la buena imagen del mercado ante los gaditanos y turistas.

Si no se cumple con los plazos pactados, los detallistas exigen que se arreglen los desperfectos que hay en la carpa antes de que finalice el mes ya que los principales afectados son los usuarios que cada dían hacen su compra en el Mercado central de la ciudad y ayudan a que la economía de la capital prospere. La situación en la carpa se hace insoportable y sin las condiciones adecuadas los comerciantes se encuentran con las manos atadas ante la competencia con las grandes superficies que aunque los productos no son tan frescos ofrecen aire acondicionado, luminosidad y una agradable estancia.

Publicado por Sara Mancera (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse