cadizcentro.net

12/7/2009

Marta Meléndez: “Si me lo propusieran, aceptaría ser la candidata del PSOE a la Alcaldía de la ciudad”

Inicio > — josegalindo @ 7:37 am :: 3869

Por día que pasa parece consolidarse como el nuevo valor emergente del PSOE en Cádiz. En sólo dos años la concejala gaditana ha logrado hacerse un hueco en la política local y se ha erigido en uno de los principales azotes del equipo de Gobierno. De hecho, su nombre ya suena en las apuestas para ostentar la candidatura de su partido a la Alcaldía. Un desafío que ella se encarga de relativizar, aunque sin ocultar que la idea de enfrentarse a Teófila Martínez, en el fondo, le seduce.

—¿Cómo recala una joven licenciada en Derecho en la política municipal? ¿De dónde procede su interés por la cosa pública?

—Desde muy pequeña siempre he tenido inquietudes y me ha movido el interés general y los problemas de las gentes. Ya en mi etapa escolar estuve muy implicada en muchas reivindicaciones. Y fue, precisamente, mi profesora del instituto, Marisa de las Cuevas, quien me animaría más tarde a afiliarme al partido. Un paso que decidí dar en 2002.

—¿Se imaginaba que cinco años después iban a colocarla en los primeros puestos de la candidatura?

—Para mí resultó una gran sorpresa porque yo entonces no conocía ni a Pérez Peralta ni a Rafael Román. Sin embargo, Juan Guerrero y Gonzalo Pando apostaron por mí desde el principio para que entrara en la lista. Cuando me lo propusieron no lo dudé. Lo consulté con mi marido, que me apoyó. Pero no me costó decir que sí.

—¿Qué balance hace de estos dos años que han transcurrido desde que ejerce de concejala?

—Bastante positivo. Creo que estamos trabajando en la línea adecuada para recuperar la calle y retomar el contacto con los colectivos sociales. La tarea de plantear iniciativas necesarias para la ciudad y hacer reflexionar al equipo de Gobierno también la estamos realizando bien. Prueba de ello es que algunas de las ideas que hemos llevado a pleno, a los dos meses se han puesto en marcha.

—¿Qué lleva peor? ¿Los rifi-rafes con el teniente de alcaldesa, José Blas Fernández, tal vez?

—Lo que peor llevo, aunque ya no me molesta, es la cantidad de insultos que recibimos por parte del PP. A veces me leo las actas de los plenos y compruebo que no somos, ni por asomo, tan irrespetuosos como ellos con nosotros. De todos modos, cuando José Blas Fernández me descalifica, sólo consigue darme más fuerzas porque me demuestra que no dispone de argumentos.

—Pero supongo que no todos los ediles del PP son sus ‘enemigos’. Habrá alguno con quien mantenga una relación cordial…

—Por supuesto. Al margen de las discusiones que pueda haber, me llevo bien con concejales como Carmen Obregón, Juan José Ortiz, Bruno García, Carmen Sánchez o Vicente Sánchez. Lo que pasa es que a algunos les cuesta entender que en el otro bando hay gente formada y preparada. Otros, sencillamente, no admiten las críticas.

—¿Considera que la sintonía de entendimiento que se ha abierto entre los principales partidos podría plasmarse en los plenos?

—Más allá del pacto por el Bicentenario, me parece difícil. No hay condiciones para un consenso relativo a los plenos o a los asuntos ciudadanos dada la postura de Teófila Martínez, que actúa sin transparencia, no respeta la pluralidad ni ofrece participación a la oposición. Mientras no cambie de actitud, no veo posibilidades de cerrar muchos más acuerdos.

—¿No alberga, entonces, ninguna esperanza de que prospere el pacto por los intereses de Cádiz que la alcaldesa planteó en el último debate sobre el estado de la ciudad?

—Muy pocas. ¿Cómo quiere que las albergue si, tres días después de pedirlo, nos ignora y no nos invita ni a la inauguración de la nueva sede del Club Náutico.

—¿Cómo ve al equipo de Gobierno?

—Fatal, muy desorganizado y descoordinado. A Teófila le gusta situarse por encima de lo divino y de lo humano y, por eso, se ha rodeado de un grupo absolutamente dócil y con una estructura muy piramidal. Primero ella, luego Ignacio Romaní, José Blas Fernández y Mercedes Colombo, y después el resto. Ha buscado un perfil de compañeros muy sumiso, lo que impide que tomen decisiones, al necesitar siempre el consentimiento de los de arriba. Cuando va un concejal a un barrio y le reclaman soluciones a sus problemas, la respuesta no es “tomo nota y lo arreglaremos”, sino “he de preguntárselo a Teófila”. Ante eso, la gente se cuestiona si está hablando con un pardillo. El desgaste en la calle resulta muy evidente.

—¿Tanto como para propiciar un cambio de gobierno en las próximas elecciones de 2011?

—Sí. La alcaldesa se encuentra en el techo de sus votantes y estoy convencida de que con un buen candidato o candidata lo conseguimos. Sólo necesitamos mover a la gente. No hay más que observar los resultados de las elecciones generales, donde hemos ganado en las últimas convocatorias con una participación del 70 por ciento. Sin embargo, en las municipales sólo acude a las urnas el 49 por ciento.

—Ahora que saca el tema del candidato, ¿es partidaria de posponer su elección hasta mediados de 2010, como pretende la dirección?

—Abogo por respetar el proceso tal y cómo lo marque el Federal. Además, en Cádiz tenemos otro motivo para no adelantarnos. Ya conocemos lo sucio que es el PP de aquí en campaña. Lo hemos sufrido y, muchas veces, con el dinero de los gaditanos. Sacar un candidato ahora significa exponerlo a la mentira, a las descalificaciones, a los insultos y restarle credibilidad en todo lo que diga porque, desafortunadamente, el papel lo aguanta todo.

—¿Cómo le sienta que su nombre empiece a sonar en las quinielas?

—Suena como podría sonar el nombre de los 600 militantes.

—Sinceramente, ¿hasta dónde le gustaría llegar en política?

— Hombre, todos tenemos ambiciones. Si a mí me propusieran ir como candidata a la Alcaldía, lo aceptaría y asumiría ese reto con una gran responsabilidad. Si me propusieran ir al Parlamento andaluz, a la Diputación o al Congreso, pues también lo haría. La ambición es buena si piensas que puedes aportar y ayudar a mejorar la vida de los conciudadanos. En esa línea es en la que yo me encuentro. Yo estoy a lo que disponga el partido, siempre que crean que soy la persona adecuada para ocupar un puesto o desempeñar cualquier actividad.

—Por cierto, ¿ha superado ya el partido la crisis que surgió a raíz de la asamblea del año pasado?

—Por parte de la ejecutiva y del secretario general creo que sí. Quienes no lo han superado, en mi opinión, son los compañeros que no aceptaron la derrota. Si hubiera ganado ese sector con su propuesta, estoy convencida de que los que íbamos con la otra parte, hubiéramos acatado el resultado. La asamblea es, a fin de cuentas, la que manda. No se le puede restar credibilidad y no admitir esa decisión democrática. Posteriormente, se les ha invitado a que participen activamente en lo que quieran. Pero yo no los he visto ni siquiera en la campaña de las elecciones europeas.

Publicado por Alejandro Massia (Información)




RSS 2.0         Identificarse