cadizcentro.net

14/6/2009

OPINIÓN

Inicio > — josegalindo @ 11:22 am :: 3828


El Partido y yo

Como ha quedado demostrado tras las elecciones europeas del pasado domingo, la ciudadanía va por un lado y los políticos por otro distinto.

Que se diga que se han ganado unas elecciones en las se han abstenido casi un sesenta por ciento de los ciudadanos con derecho a voto, demuestra la poca vergüenza y la desfachatez de nuestra clase política, más interesada en seguir con este sistema corrupto que en buscar soluciones para que la gente se implique en los asuntos públicos. Los que verdaderamente han ganado han sido quienes, conscientemente, le han dado un corte de manga a las urnas, cada cual con una razón, seguramente distinta a la del otro, pero razón al fin y al cabo.

Los partidos políticos se han convertido en una maquinaria obsoleta que sólo sirve para colocar a los suyos y para engañar a la gente con promesas que ellos mismos saben que nunca van a cumplir.

El Partido y yo somos incompatibles. Por eso nunca salgo en la foto, porque me muevo. No puedo comulgar con las ruedas de molino (llámelas cada uno como quiera) con las que nos quieren hacer ver que lo importante es el Partido antes que la ciudad o los ciudadanos que la habitan.

No puedo tolerar los “pasteleos” que hacen nuestros políticos para mantenerse en los cargos públicos, entendiendo que están ahí para servir al pueblo y no para servirse de él y de paso servir a los suyos (cada cual, a los de su partido). Cómo se puede apoyar a un alcalde impresentable de la provincia porque se necesita su voto para seguir mandando en una institución pública más que cuestionada por la ciudadanía por sus métodos más que dudosos de administrarse.

Quizá la solución esté en la movilización ciudadana, al margen de los partidos políticos. Cuando éstos rectifiquen y aprendan que son sólo un instrumento para representar la voluntad popular, y no una especie de Inem paralelo en donde colocar a sus “políticos en la reserva” (los elefantes quemados) a lo mejor los ciudadanos vuelven a acudir a las urnas. Mientras, que se callen y no digan que han ganado unas elecciones que han perdido. Como la vergüenza.




RSS 2.0         Identificarse