cadizcentro.net

22/11/2008

Procasa ya puede realizar el proyecto de Santiago 11

Inicio > — josegalindo @ 8:33 am :: 3573

El futuro de Santiago 11 comienza a despejarse lenta aunque progresivamente. El proceso de expropiación de este solar iniciado por el Ayuntamiento hace tres años parece que llega a su fin, después de una tramitación no exenta de complicaciones. Así, la Junta de Gobierno Local fijó ayer el justiprecio definitivo en 282.639 euros –tras el silencio positivo de la propiedad– y, paralelamente, encomendó a la empresa municipal de vivienda, Procasa, la elaboración del proyecto para construir pisos en esta parcela.

Una vez dado ese paso, sólo habría que asumir el pago pertinente y proceder al acta de ocupación para afrontar la intervención prevista. Pero esto no será posible mientras no se resuelva antes el contencioso legal existente entre la promotora Promociones Santiago Once y el Consistorio a cuenta de la propia expropiación.

ANTES DE 2009

“Esperamos que la sentencia salga antes de 2009”, manifestó ayer el concejal de Vivienda, Juan José Ortiz, quien explicó que esta resolución acumula más de un año de retraso. De ahí que el Gobierno local trate ahora de “agilizar” el asunto encargando el proyecto de edificación a Procasa. “Y cuando se conozca el dictamen actuaremos en consecuencia”, puntualizó la propia alcaldesa, Teófila Martínez.

No obstante, aún faltan por aclarar muchos aspectos relativos a este suelo. Por un lado, no se sabe si las viviendas serán para jóvenes o protegidas en venta, ni tampoco qué ocurrirá con aquellos compradores que abonaron una entrada hace años y, como resultado del derrumbe acaecido en Barrocal 3 en 2003 y la posterior paralización de las obras en Santiago 11 por parte del Ayuntamiento, se quedaron sin casa.

A ellos, al menos, la justicia les ha dado la razón, obligando a la promotora a entregarles las viviendas antes del 7 de marzo. Sin embargo, se da por hecho que el inmueble no estará para entonces y ni siquiera se vislumbran garantías de que vayan a cobrar las indemnizaciones.

La intención municipal pasa porque los afectados habiten en la finca que Procasa ejecute en su momento. Eso sí, “tendrán que pagar porque el dinero que dieron en su día no lo posee el Ayuntamiento”, precisó.

Otro cabo suelto pendiente hace referencia a los vecinos de los edificios colindantes que sufrieron grietas y filtraciones en sus respectivos hogares a raíz del suceso de 2003. Algunos presentaron denuncias, otros siguen esperando algún tipo de compensación y hubo quien se marchó de allí. Ellos continúan siendo los grandes olvidados de este complejo y enrevesado caso.

Publicado por A. Massia (Información)




RSS 2.0         Identificarse