cadizcentro.net

20/11/2008

Gabriel Almagro: “El nuevo PGOU no acabará con la ilegalidad de Varela y Caleta”

Inicio > — josegalindo @ 9:26 am :: 3569

La regulación de kioscos y equipamientos que el nuevo PGOU impondrá en los espacios libres de la ciudad no zanja por ahora la polémica de los establecimientos hosteleros construidos en el Parque de Varela y La Caleta. El anuncio realizado por el Ayuntamiento gaditano no ha alterado la intención de la Junta de Andalucía de actuar contra estas dos instalaciones, al considerar que continuarán siendo “ilegales”.

Así de claro lo dejó ayer el delegado provincial de Vivienda, Gabriel Almagro, quien sostuvo que el futuro planeamiento no puede aplicarse sobre lo edificado con anterioridad a su entrada en vigor. En consecuencia, advirtió de que el contencioso abierto entre la Administración autonómica y la local seguirá su curso siempre y cuando la segunda no rectifique y anule antes del sábado –cuando termina el plazo de tres meses concedido– las licencias otorgadas en su día para ejecutar esos bares.

De este modo, Almagro aseguró que el Consistorio ha tenido “suficiente tiempo” en estos años para adaptar el documento vigente a sus proyectos a través de modificaciones puntuales. “La ley es la misma para todo el mundo”, agregó el responsable del ramo, para precisar después que, aunque las próximas ordenanzas urbanísticas “traten de dar respuesta” a esta situación, el presunto incumplimiento en Varela y La Caleta permanecería intacto.

En la misma línea se pronunció ayer la concejala del PSOE, Natalia Álvarez. Para ella, las declaraciones de la alcaldesa reflejan el “reconocimiento implícito” de que la normativa actual no permite los edificios levantados en ambos lugares y confirman así la “ilegalidad” de los mismos.

El delegado tampoco ocultó sus dudas sobre la propuesta municipal propiamente dicha, al entender que choca con el interés de los vecinos. “No creo que el poco espacio libre existente en Cádiz deba restarse a los ciudadanos en beneficio de actividades lucrativas, habiendo tantos inmuebles y locales vacíos”, manifestó. De ahí que augurase alegaciones contra esta medida durante el proceso de tramitación del PGOU.

Pero al margen de esta cuestión, la Junta no planteó ayer ninguna objeción a las demás novedades presentadas por el Ayuntamiento. Incluso el delegado del Gobierno andaluz, José Antonio Gómez Periñán, aplaudió la decisión de ampliar la superficie mínima de viviendas con el fin de evitar nuevos partiditos, argumentando que todo lo que vaya en esa dirección “me parece bien”. Eso sí, matizó que “quien ha transformado de verdad la realidad de la vivienda en Cádiz ha sido la Oficina de Rehabilitación”.

Por su parte, la gerente de este organismo regional, Susana López, tampoco puso pegas a las nuevas restricciones y normas que regirán el futuro plan.

EL AYUNTAMIENTO ASEGURA QUE EL PLAN VIGENTE YA LO PERMITE

El equipo de Gobierno local tachó ayer de “infantil” y “ridícula” la valoración realizada por el PSOE de la información ofrecida sobre el nuevo PGOU. El concejal de Urbanismo, Ignacio Romaní, aseguró que el argumento esgrimido por los socialistas no se corresponde con la realidad “porque si el PGOU de 1995 no permitiera construir estos equipamientos, habríamos llevado a cabo una modificación puntual”.

Según explicó el edil popular, este trámite podría estar terminado en dos meses y ni siquiera necesitaría el visto bueno de la Junta de Andalucía para obtener la aprobación definitiva. Sin embargo, el Consistorio no lo ha creído pertinente, al entender que las actuaciones en el punto de mira no sólo respetan el planeamiento del futuro sino también el actual.

Romaní lamentó además que desde el PSOE den “tanta importancia” a un hecho que él no duda en considerar de “relevancia mínima” y, en cambio, obvie otros aspectos como la ampliación prevista del número de fincas protegidas.

Publicado por A. Massia (Información)




RSS 2.0         Identificarse