cadizcentro.net

18/10/2008

Las obras de seguridad en tres fincas están paralizadas hasta que se realoje a los vecinos

Inicio > — josegalindo @ 7:42 am :: 3522

Una semana más, la Junta de Gobierno local ha aprobado diferentes expedientes urbanísticos que afectan a las fincas con más de 50 años. En total, la corporación municipal dio el visto bueno a tres requerimientos de ejecución de obras de seguridad en los inmuebles de Ana de Viya, 2, Carraca, 7 (en Puntales), Virgen de Las Penas, 2 y San José, 71. Además, se aprobaron los expedientes para la imposición de multas coercitivas por incumplimiento de estas actuaciones en la calle Padre Jerónimo de la Concepción, 5 (en la barriada de La Paz), y la calle Columela, 38; y la iniciación de expediente de sanción por no realizar la Inspección Técnica de Edificios al propietario del inmueble de Hospital de Mujeres, 13.

En Ana de Viya, 2 ya se han iniciado las actuaciones correspondientes de obras de seguridad, evitando así los propietarios la imposición de la multa, y en la calle Carraca, 7 ya se han comenzado los trámites para realizarlas.

Sin embargo en el resto de fincas aún no se ha determinado cuando comenzarán los trabajos requeridos por el Ayuntamiento de Cádiz, ya que se está pendiente del realojo de los vecinos.

A la espera

En la calle Virgen de La Palma, 2 ya sólo queda una familia, la de Joaquín Torres. El dueño del inmueble ya ha reubicado al resto de inquilinos en otras casas, «pero a nosotros no nos ha convencido la que nos ha ofrecido. Quiero un mínimo de metros cuadrados. Cuando la encuentre, me iré, porque sé la obra es un bien para todos». Torres explicó que la intención del propietario es derribar la finca y edificar uno nuevo, «adaptado a las necesidades de hoy en día», aseguró el vecino de La Viña.

En la calle San José, 71, los vecinos, que son propietarios de la finca, están esperando la ayuda de la Junta de Andalucía para poder iniciar las obras «que son muy necesarias», puntualizó la presidenta de la comunidad, Ángeles Barrios. Sin embargo, algunos de los inquilinos no están de acuerdo con la aportación económica necesaria, y, hasta que no rubriquen el acuerdo, no pueden solicitar la subvención a la Administración autonómica, «aunque nos queda poco tiempo para que se finalice el plazo», señala Barrios.

Pero la realidad de esta finca es que tiene las plantas apuntaladas, y los techos del piso superior están desplomados. El garage, que antes estuvo ocupado por la cofradía de Afligidos, tuvo que ser desalojado hace dos años, teniendo la hermandad que buscar un local alternativo en la Zona Franca.

El dueño de la finca de Columela, 38 también está en la obligación de ejecutar obras de seguridad en su finca. Sin embargo, ha puesto el edificio en venta, aunque desde la inmobiliaria aseguran que «cuando realice la gestión de compra-venta lo hará libre de cargas».

Por otra parte, en la finca de Hospital de Mujeres, 13 se realizó hace cinco meses la Inspección Técnica de Edificios aunque «aún no se ha realizado ninguna actuación», comentó una inquilina, María Jesús Campelo. Esta vecina señaló que «nos aseguraron que no había peligro de derrumbe, pero lo cierto es que cada vez aparecen más grietas en las paredes y entra el agua de lluvia por los ventanales».

Publicado por Mayte Huguet (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse