cadizcentro.net

1/9/2008

El Ayuntamiento apercibe a dos fincas del centro por mala conservación

Inicio > — josegalindo @ 7:13 am :: 3425

El Ayuntamiento de Cádiz ha aprobado la propuesta realizada por la Delegación municipal de Urbanismo de abrir un expediente a los propietarios de las fincas ubicadas en Sacramento, 25 y Santo Cristo 1 por incumplimiento de realización de obras de ornato público, es decir, del adecentamiento de la fachadas. La ausencia de actuación sobre el inmueble, a pesar del requerimiento municipal, podría acarrear hasta diez multas coercitivas a los dueños, ya que el incumplimiento de estas actuaciones está injustificado. Además, estos expedientes se instan de oficio.

Sólo con echar una vista a las fachadas de los inmuebles, en el casco antiguo de la ciudad queda patente la necesidad de trabajar sobre ellas y devolverlas a su estado original. Sin embargo, ninguno de los propietarios de la finca se ha preocupado en las últimas décadas de mejorar el aspecto de sus propiedades.

Tras el anuncio municipal de la apertura del expediente sancionador, los propietarios, o el administrador, de Sacramento, 25 y Santo Cristo, 1 tienen ahora un periodo de alegaciones de diez días. Una vez que la Delegación municipal de Urbanismo realiza el primer requerimiento, los responsables tienen hasta dos meses para hacer la actuación, y sólo 15 días en el caso que sea necesario un segundo requerimiento. Además, existe un procedimiento de urgencia en donde sólo se conceden 48 horas para realizar las obras de ornato.

La continuada desatención a la orden de ejecución de obras puede dar lugar a que la Junta de Gobierno local acuerde la ejecución subsidiaria de las obras o a la declaración del incumplimiento del deber de conservación previo a la iniciación de expediente expropiatorio.

También por dentro

La fachada de Sacramento, 25 preocupa tanto a los vecinos como a los viandantes. Hace unos meses se cayó una cornisa, «aunque afortunadamente no pasó nada», comenta uno de los vecinos del inmueble. La comunidad vecinal aseguró que «la dejadez de los propietarios no es sólo del exterior, sino del interior de la finca». Las puertas de cada una de las tres viviendas están cedidas y las paredes, llenas de humedades.

Además, los vecinos han sufrido la aparición de ratas «porque existe un «bajante abierto que el dueño no quiere arreglar. Es muy desagradable dormir pensando que puede aparecer un roedor por la casa», comentó una de las inquilinas. De hecho, la comunidad vecinal solicitó la presencia de los técnicos de la Delegación municipal de Salud «y pusieron solución. Sin embargo, la factura la pagamos entre todos».

El inmueble de Santo Cristo, 1 también está muy dañada en su interior. El patio está levantado y una gran grieta atraviesa una de las paredes de la finca. Algunos vecinos, como Emilia Ávila, aseguran que «cuando los dueños vivían en Cádiz, nunca tuvimos problemas. En cuanto teníamos algún inconveniente, venían sus empleados y nos arreglaban el desperfecto; desde que dejaron la propiedad en manos del administrador, todo cambio. Han cedido las paredes y las escaleras están rotas». Juan García, marido de Emilia Ávila, confiesa que ha invertido mucho dinero en arreglar el interior de la vivienda, «pero ha merecido la pena. Ahora tengo la casa que me gusta, aunque el exterior no es el más deseado».

Publicado por Mayte Huguet (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse