cadizcentro.net

14/8/2008

Una protesta laboral eleva a ocho el número de obras paradas de la Junta

Inicio > — josegalindo @ 8:24 am :: 3386

Una protesta laboral ha parado la sexta fase del Cerro del Moro, que se convierte así en la octava obra promovida por la Oficina de Rehabilitación de la Junta que se paraliza o no comienza debido a problemas económicos en las contratas.

Esta mala racha comenzó con la suspensión de pagos de la empresa Jale, que tenía adjudicadas el barrio de Santa María, el número 6 de Santa Elena, con los trabajos ya mediados, y el número 1 y 3 de la calle Troilo. Aunque la Junta consiguió llegar a un acuerdo para la rescisión del contrato y no tendrá problemas para contratar otra empresa -una de las que se presentaron al concurso público, que además pertenece al dueño de ambos inmuebles- los trámites legales demoran este proceso en aproximadamente medio año. Actualmente se está realizando aún la suspensión del contrato, indica el director de la Oficina de Rehabilitación, Jesús Martínez.

Pero mientras han surgido problemas con otra empresa, la gallega Winterra. Esta firma empezó a trabajar para la Junta con la realización del centro de interpretación del teatro romano, que sigue en marcha y que no se parará. Tras esta adjudicación, la empresa presentó ofertas para seis de las doce fincas del casco que la Oficina licitó simultáneamente y se hizo con cuatro de ellas en febrero y marzo de este año. En dos de los casos, era la única interesada en las obras.

Junta y Winterra firmaron los contratos y hasta las actas de replanteo, algo que ya marcaba el pistoletazo de salida para que los albañiles llegaran a los diferentes inmuebles. Sin embargo, en el último momento la contrata se ha visto incapaz de hacer frente económicamente a estos compromisos y renuncia a hacer las obras. Seguirá adelante con el centro de interpretación, pero no acometerá las otras cuatro obras. Además, perderá los avales que ya había depositado.

Indica Martínez que en un primer momento se intentó negociar precisamente con estos avales: se les devolverían dos de ellos si ejecutaba las obras para las que sólo se había presentado esta empresa, puesto que ahora serán las más difíciles de adjudicar. Pero finalmente no se produjo acuerdo, por lo que habrá que buscar otra constructora que realice los trabajos. En el caso de Benjumeda, 17 y Abreu, 5, para las que no había más firmas interesadas, se han ofrecido las obras por el mismo importe a varias constructoras y si no hay ningún interesado, se subirán los costes y se volverán a licitar. En el caso de Horozco, 6 y Portería de Capuchinos, 2, se hablará con los otras empresas que concursaron.

En otra obra de esta misma tanda de doce, Rosa 22 y 24, la empresa elegida, Andobrás, renunció a la adjudicación aunque al principio del proceso, por lo que la situación no se complicará tanto tiempo como en el caso de las anteriores, para las que se calculan retrasos de medio año. A esta obra se presentó, además de Andobrás, Winterra y Ramos Conil, por lo que la hará ésta última.

Ahora, un problema laboral para la sexta fase del Cerro del Moro. La contrata de esta obra, de la de Matadero y de la Casa Lasquetty, había subcontratado a la empresa Constramante. Ya el pasado mes de junio los trabajadores de esa firma pararon las obras porque les debía mes y medio de sueldo, algo que respondía a la difícil situación económica que acababa de superar entonces DHO.

El problema se solucionó pero ahora surgen más. Para empezar, DHO ha decidido prescindir de Constramante y encargar a una nueva contrata las obras de Matadero y Lasquetty. La subcontrata sólo trabaja ahora en Cerro del Moro, y un portavoz de los 25 empleados, Dionisio Aguilar, indica que aún no han cobrado julio. Martínez explica que DHO pagará en días y además acaba de solventar sus problemas de liquidez.

Publicado por Ángles M. Peiteado (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse