cadizcentro.net

4/8/2008

Una inmobiliaria sigue con la venta de pisos de una promoción paralizada por Urbanismo

Inicio > — josegalindo @ 8:27 am :: 3368

Una inmobiliaria gaditana sigue vendiendo una promoción nueva de viviendas en la calle Ruiz de Bustamante número 4 a pesar de que las obras se encuentran paralizadas por la Delegación Municipal de Urbanismo desde el pasado mes de marzo. Los responsables de la empresa ofrecen los pisos a los interesados y aseguran que los trabajos de construcción concluirán a finales de este año o principios de 2009, aunque el inmueble ni siquiera consta en la actualidad de toda su estructura. Además, argumentan que la falta de obreros en la zona se debe al periodo de vacaciones y que éstos retomarán las labores durante el mes de septiembre.

Los interesados pueden elegir incluso entre viviendas de uno, dos y tres dormitorios, con precios que oscilan entre los 180.000 y los 360.000 euros, en función del número de metros cuadrados. En principio se ofrecen ocho viviendas de nueva construcción y un local comercial.

Paralizadas

Las obras del edificio de la calle Ruiz de Bustamante se encuentran paradas desde que el Ayuntamiento comprobó que se había llevado a cabo el derribo de toda la zona interior del inmueble, catalogado con un Nivel 1 de protección en el Plan General de Ordenación Urbana. La Delegación de Urbanismo sólo había otorgado a los propietarios una licencia para la demolición parcial del interior, ya que la normativa que regula las actuaciones de las fincas protegidas impide más trabajos que puedan deteriorar elementos de gran valor arquitectónico. De hecho, esta actuación ha eliminado un valioso patio barroco con arcadas de medio punto peraltadas que apeaban sobre finas columnas de mármol y que contaba con un brocal del mismo material coronado con una crestería de forja.

La importancia de esta finca protegida le ha llevado incluso a figurar en la Guía de Arquitectura de Cádiz, publicada en 1995 por la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía y que fue realizada por los arquitectos Julio Malo de Molina y Juan Jiménez Mata. En este documento se encuentran edificios emblemáticos de toda la ciudad, que destacan por su belleza y por su riqueza histórica, cultural y artística.

También está aún por determinar la ubicación de los elementos decorativos que fueron retirados y almacenados por los arquitectos, y que deben volver a su lugar original cuando culminen los trabajos de construcción.

En principio, los promotores apuntaron al Ayuntamiento cuando fueron requeridos que se encontraban en un lugar seguro y que volverían a su sitio.

Publicado por Nuria Agrafojo (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse