cadizcentro.net

13/7/2008

Las asociaciones de vecinos ven “poco eficaz” la labor de los responsables de Distrito

Inicio > — josegalindo @ 8:34 am :: 3322

Uno de los grandes inconvenientes que tienen los colaboradores ciudadanos y los responsables de los distritos es el de ofrecer soluciones a grandes problemas. En estos casos, son derivados al equipo de Gobierno, que se encarga de poner los medios para arreglarlo siguiendo trámites de gran duración.

Tampoco están satisfechas con esta iniciativa gran parte de las asociaciones de vecinos consultadas por este periódico. La mayoría de ellas coinciden en que su forma de trabajar sigue el mismo procedimiento y que los contactos con los colaboradores y concejales responsables de sus áreas son escasos o inexistentes. De hecho, todos aseguran que cuando tienen algún problema acuden directamente al edil responsable del área donde ha surgido el problema, sin pasar previamente por el distrito ni ponerlo en conocimiento de sus responsables.

Según Paco Gómez, de la Asociación de Vecinos Cádiz Centro, «la medida ha sido llamativa pero nada eficaz». En este sentido, puntualiza que las relaciones de los ciudadanos con el Ayuntamiento no se han acercado. De la misma opinión es José Manuel Hesle, de Puntales, que afirma que tan sólo ha tenido un contacto con los responsables en ocho meses.

José Rodríguez, de Santa María, ni siquiera conoce a los colaboradores, al igual que Luis Arenal, de Astilleros. Sólo Gustavo Rosales, de la asociación Poeta Rafael Alberti, afirma que ha consultado los problemas al edil Bruno García, y ha encontrado una solución rápida. (…Más información …)




Adolfo de Castro: La Horca de los Franceses se prepara para el Bicentenario

Inicio > — josegalindo @ 8:07 am :: 3321

Antes de la invasión inglesa, existió un molino de viento llamado Campo de la Jara. Aún se conserva el recuerdo de éste en la placa, ya gastada por el paso del tiempo, que se encuentra junto al nombre que después tomó esta calle. A este molino alude la licencia de 1.674, dada por el príncipe de Montesarcho, para continuar labrando en nueve sitios o suelos contiguos al molino, que años atrás había comprado al maestro de campo don Antonio de Céspedes.

Su primer nombre fue Horca de los Franceses, en 1550. En 1718 ya se le llamaba Molino de Viento, para luego, en 1855, pasar a nombrarse Julio César, volviendo de nuevo a llamarse Molino. En 1899 se le puso el nombre de Adolfo de Castro, en recuerdo del polígrafo, erudito y cervantista gaditano, nombre que conserva actualmente esta calle. (…Más información …)




RSS 2.0         Identificarse