cadizcentro.net

27/4/2008

El patito feo de los contenedores

Inicio > — josegalindo @ 7:32 am :: 3111

Llega el calor y las moscas empiezan a rondar por las estrechas calles del casco de la ciudad. Por ello la asociación de vecinos de Cádiz Centro ha vuelto a alzar la voz para recordar una reivindicación: el arreglo de los contenedores, los cuáles no están provistos de tapa. Hace unos meses la entidad vecinal denunció el mal estado en el que se encuentraban los bidones en las calles de su competencia, «unas quejas que tuvieron el efecto deseado. Ignacio Romaní, hoy concejal de Urbanismo del Ayuntamiento, se comprometió en un pleno en diciembre del año pasado a reparar todos los contenedores rotos, «una promesa que hasta la fecha no ha cumplido», aclara Francisco Gómez, el secretario de Cádiz Centro, quien asegura que «también la alcaldesa (Teófila Martínez) en una visita a la sede vecinal en agosto del año pasado se comprometió a resolver el asunto».

La llegada del calor y por ende de los mosquitos y moscas han vuelto a poner en pie de guerra a los vecinos de las calles Obispo Urquinaona, Barrocal y alrededores a la plaza Candelaria que es «donde se agrava el problema», según Gómez.

Labores de limpieza

Asimismo, desde la directiva de Cádiz Centro manifiestan que las labores de limpieza del interior de los contenedores tampoco se llevan a cabo como exige el pliego de condiciones de la empresa adjudicataria UTE Sufi-Cointer y que hay zonas, como la calle Nueva en donde los bidones brillan por su ausencia desde que los retiraron por el Carnaval. «Tenemos previsto mandar un escrito a la empresa UTE Sufi-Cointer para que repongan los contenedores en esta vía», dijo a este periódico el portavoz de la entidad vecinal. En relación a la limpieza, barrido, baldeo y fregado de la vía pública también existen discrepancias. «Las calles que rodean la plaza Candelaria no reciben baldeos frecuentes y eso provoca que los orines permanezcan en las esquinas durante semanas con el consiguiente mal olor. Por aquí es muy raro ver pasar a un barrendero o una máquina», comenta Cayetano Ferrer Serrano, residente de la calle Barrocal, 3.

Publicado por La Voz de Cádiz




RSS 2.0         Identificarse