cadizcentro.net

12/4/2008

Cultura estudia instar a que se quiten todas las banderolas

Inicio > — josegalindo @ 8:20 am :: 3081

La delegación provincial de Cultura de la Junta de Andalucía está estudiando la posibilidad de obligar al Ayuntamiento a retirar todas las banderolas relativas al Bicentenario que han colocado en diversas calles del centro histórico. Esta medida de momento es sólo una posibilidad en la que están trabajando los técnicos de Cultura y el gabinete jurídico de la delegación provincial.

Como base están analizando la nueva Ley de Patrimonio Histórico Andaluz, que favorece con más ímpetu la protección de los cascos históricos de las ciudades y de la contaminación visual de las calles. Así, cabría la posibilidad de instar al Ayuntamiento a retirar no sólo las banderolas colocadas en edificios protegidos, sino a la totalidad de ellas.

La delegada provincial de Cultura, Dolores Caballero, manifestó ayer en declaraciones a la cadena Ser que consideraba “una invasión” el hecho de que las banderolas llenen las calles del centro histórico de Cádiz, con la “contaminación visual” que ello conlleva.

Además de esta medida, Cultura va a analizar el estado en que se encuentran aquellos edificios protegidos en los que el Ayuntamiento ha instalado estos elementos concebidos para dar a conocer el Bicentenario. En caso de que se hayan producido daños, los técnicos estudiarán la emisión de posibles sanciones al Ayuntamiento de Cádiz.

Precisamente, el primer teniente de alcaldesa, José Loaiza, aseguró ayer que la comisión municipal de Patrimonio aprobó la instalación de las polémicas banderolas alusivas al Bicentenario de la Constitución de 1812, y que el Ayuntamiento “responderá” al expediente que está elaborando la Delegación de Cultura y “retirará las que sean necesarias".

De hecho, indicó Loaiza, ya se han quitado dos (aunque no sus soportes) de la iglesia de Santiago y del Palacio de los Mora; el motivo por el que estaban colocados en estos edificios, según dijo, es que el personal que los instaló cometió un error. Aunque tanto Loaiza como el teniente de alcaldesa Ignacio Romaní hablaron de que el error lo había cometido la “empresa instaladora", el gabinete de prensa aclaró posteriormente que fueron operarios municipales de Mantenimiento Urbano los que se encargaron de la labor.

Loaiza tachó de “incoherente, desproporcionada y malintencionada” la reacción del PSOE sobre este tema y recordó que la Oficina de Rehabilitación no ha quitado los carteles de sus obra pese a que hay una sentencia que ratifica la orden municipal de retirada.

Publicado por Ángeles M. Peiteado (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse