cadizcentro.net

11/4/2008

Los propietarios de los puestos de La Plaza denuncian el mal olor existente en la instalación

Inicio > — josegalindo @ 8:53 am :: 3079

El traslado de los detallistas del Mercado Central a la carpa provisional durante las obras de rehabilitación de La Plaza está provocando más problemas de los previstos. Durante la inauguración de las instalaciones se inundaron los pasillos donde están ubicados los puestos del pescado. Después los pasillos eran tan estrechos que los clientes manifestaron su malestar a los comerciantes; un grupo de ladrones se adentraron en la carpa y compraron con billetes falsos y los carteristas, aprovechando la estrechez de las instalaciones, hurtaron varios monederos. Ahora el problema es el olor y el agua estancada.

Los detallistas (fruteros, carniceros y pescaderos) han alertado a la Asociación de Detallistas del Mercado (Asodemer) de la presencia de un fuerte olor a pescado cuando la carpa está cerrada. En las últimas semanas, y como consecuencia del calor, el olor se ha vuelto más fuerte y los hosteleros y comerciantes próximos a La Plaza también han denunciado el mal olor, que, según los hosteleros, ahuyenta a los clientes.

Según explicaron los pescaderos el problema ha surgido por la falta de desagües y porque las canalizaciones van directamente a la calle. Parte del agua cae debajo de la plataforma donde están ubicados los puestos cuando limpian. El resto va por las tuberías, que no tienen salida propia, sino que son compartidas y dan a la calle.

El estancamiento bajo la plataforma de la carpa provisional de La Plaza es lo que está provocando este mal olor, «y no sabemos las consecuencias que podrá traer en verano», señaló Marcos Ruiz, quien añadió que «además de las moscas, los insectos podrían campar a sus anchas por debajo de los puestos».

Y es que según el 90% de los detallistas del Mercado de Abastos «la construcción no se hizo correctamente. De hecho, una vez abierta se han ido haciendo reformas, como la instalación de toldos junto a la fachada del edificio de Correos o un techado en el acceso por la calle Hospital de Mujeres», apunta Juan Carlos Herrera, frutero.

El también frutero José Luis Paramio comenta que «el interior de la carpa cuenta con muy poca ventilación, por lo que los olores se concentran rápidamente. En el anterior edificio no sucedía esto». Y es que, según los comerciantes, los desagües en el Mercado Central eran propios y el agua sucia no llegaba a la calle, además de que existía mejor ventilación, con más extractores.

Actuación

Asodemer ha tomado nota de las quejas de los detallistas y ha comenzado a realizar un plan de limpieza especial en los bajos de la carpa. La empresa conileña que instaló los módulos, Keops, acude una vez a la semana para limpiar con zotal el suelo del espacio que ocupa la carpa.

Según anunciaron desde la junta directiva de Asodemer, esta actividad se ampliará a dos veces por semana durante el verano, «para evitar que surjan los malos olores». En caso de que el olor persista, la empresa Keops ampliará este servicio.

Los detallistas esperan que el olor sea cada vez menos fuerte «porque estamos perdiendo clientes. Ya hemos perdido muchos desde que nos hemos venido aquí, aunque sabemos que esto es circunstancial, pero tampoco queremos perder más negocio porque las instalaciones sean malas», señaló el carnicero José Luis Fernández.

El copropietario de discos El Melli, Vicente Cabrera, también denuncia el penetrante olor a pescado en su establecimiento «por el agua estancada debajo de las escaleras de acceso».
Sin noticias del olor en el Consistorio
La Delegación municipal de Mercados del Ayuntamiento de Cádiz no tiene constancia de las quejas de los detallistas por el olor a pescado en la carpa y en las inmediaciones de la plaza de la Libertad. El teniente de alcalde de Patrimonio, José Blas Fernández, se puso el martes en contacto con el presidente de Asodemer, Antonio Ponce de León, para preguntarle por estas quejas y éste le dijo que era «el olor propio de todos los mercados», comentó Fernández.

El próximo jueves los representantes de Asodemer participarán en el Consistorio en la comisión de seguimiento periódica que se viene celebrando desde que los detallistas se trasladaron a la carpa. Quizás entonces los detallistas expongan al Ayuntamiento su preocupación por el mal olor.

El equipo arqueológico que trabajaba en el interior del Mercado Central ha terminado su labor y en la próxima semana se comenzará a levantar el nuevo edificio central que se ubicará en el interior de La Plaza.

Publicado por Mayte Huguet (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse