cadizcentro.net

3/4/2008

Teófila Martínez sitúa a Romaní como hombre fuerte de su Gobierno y le confía Urbanismo

Inicio > — josegalindo @ 8:54 pm :: 3060

Todos contentos y unidos. Esa es la imagen que ofreció ayer el equipo de Gobierno municipal. La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, anunció por la tarde los cambios que ha llevado a cabo en su gabinete tras la salida de su concejal de Urbanismo, José Loaiza, que abandona el Ayuntamiento para dedicarse en exclusiva a su nueva faceta como parlamentario. Es la primera reforma de gobierno que aborda la alcaldesa desde las elecciones municipales del pasado 27 mayo.

La recomposición sitúa a Ignacio Romaní, hasta ahora concejal de Fomento y portavoz del grupo municipal, como uno de los pesos pesados de la Alcaldía al asumir la tarea de Desarrollo Económico, que incluye Urbanismo y Fomento. Su concejalía absorbe también Presidencia, Área Metropolitana y mantiene las funciones de portavoz. Consolida así su posición en el gobierno y pasa a controlar los grandes asuntos de la gestión municipal. Bruno García, concejal de Turismo, será el encargado de Fomento, en coordinación con Romaní.

El detonante

La alcaldesa ha zanjado la reforma de su gobierno en un tiempo récord. Su concejal de Urbanismo, José Loaiza, le comunicó por teléfono el pasado sábado por la noche la medida adoptada por el presidente regional del partido, Javier Arenas, de apartar a sus parlamentarios de otras responsabilidades políticas. La dirección del partido exige que sus representantes en la cámara andaluza se dediquen por completo a su nueva función. Teófila recibió esta noticia justo cuando se encontraba de viaje en Montevideo por temas del Bicentenario.

El secretario regional del PP, el gaditano Antonio Sanz, hizo público el pasado domingo el número de concejales afectados por la decisión. Sin embargo, ha habido excepciones. La concejal de Jerez, María José García Pelayo, y la responsable de Urbanismo de San Fernando, Carmen Pedemonte, no tendrán que entregar, de momento, su acta de concejal y podrán compatibilizar la tarea municipal con la parlamentaria. La justificación que ha dado Arenas al respecto es que son candidatas a alcaldía.

La forma en la que se ha llevado a cabo la medida ha provocado estos días ciertas fisuras en las relaciones entre Teófila Martínez y la dirección del PP, que ayer negó con rotundidad la propia alcaldesa. Teófila Martínez dijo sobre esta crisis que «se trata de un chisme gratuito que no tengo por qué aguantar».

La regidora se tomó su tiempo ayer para dar explicaciones sobre la unidad del grupo local y la fortaleza del mismo para abordar los grandes proyectos que pesan sobre la ciudad. Los movimientos en el equipo municipal y las tensiones vividas entre sus responsables han servido al PSOE para cargar las tintas contra la alcaldesa y denunciar públicamente que «Javier Arenas ha empezado a aplicar la mano dura contra Teófila».

La segunda pata sobre la que estará asentado el nuevo equipo de Gobierno la forma el concejal de Hacienda, José Blas Fernández, que ha sido nombrado primer Teniente de Alcalde. De esta forma, Teófila Martínez intenta contentar a su edil más veterano para que permanezca en la Corporación. Su cartera incluye Patrimonio, Régimen Interior y Personal.

José Blas Fernández fue excluido a última hora de la lista del PP al Senado, después de dos legislaturas en la Cámara Alta y con un importante currículum de trabajo. La dirección del partido justificó el cambio en la candidatura de José Blas Fernández por el alcalde de Bornos, Fernando García, argumentando que se trataba de una apuesta firme en favor de la Sierra de Cádiz.

Efectos de una exclusión

El concejal reflexionó en voz alta y a raíz de esta decisión dijo que el próximo mayo cumplía sus 25 años como concejal y se pensaría su futuro en política. El ajuste de Teófila Martínez le devuelve a José Blas Fernández confianza y tranquilidad, al mismo tiempo que le reconoce sus méritos en el Ayuntamiento y en el partido al colocarlo como primer Teniente de Alcalde. Se trata de una labor que tendrá que desempeñar muy a menudo esta legislatura, ya que Teófila Martínez estará ausente de Cádiz con cierta frecuencia, debido a su nuevo cargo como diputada en Madrid.

La alcaldesa destacó ayer que «nadie va a parar al equipo municipal», al tiempo que destacó la experiencia y juventud de sus componentes, en clara referencia al dardo lanzado el día antes por el secretario provincial del PSOE, Francisco González Cabaña, que dijo que Teófila se había quedado «con un equipo de juveniles». En este sentido, Teófila, que estuvo acompañada durante la presentación de las nuevas tareas por la mayoría de su equipo, destacó que el gobierno municipal «es fiel reflejo de la sociedad gaditana».

El tercer pilar lo forma Juan José Ortiz, que mantiene Vivienda, Rehabilitación y Cádiz 2012, y asume la cartera de Comunicación, una función delegada hasta ahora en Ignacio Romaní. Al mismo tiempo recibe la presidencia de Onda Cádiz, órganos capitaneados también por el coordinador municipal del PP, Jorge Moreno.

La reforma afecta además a la delegada de Familia y Coordinadora de Distritos, Mercedes Colombo, que ha sido nombrada portavoz adjunta.

El concejal de Cultura, Antonio Castillo, entra en el cuadro de los nueve tenientes de alcalde, mientras que Clara Posada será la nueva edil del PP que entre en el Ayuntamiento tras la salida de Loaiza. La joven Posada, hermana del concejal de Playas, Santiago Posada, podría tener la competencia de un distrito de la ciudad.

Publicado porJ. Rodríguez/I. Macías (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse