cadizcentro.net

3/3/2008

Los vecinos de Sacramento 26 y 28 volverán a sus casas este año

Inicio > — josegalindo @ 5:35 pm :: 2999

Los vecinos de Sacramento 26 y 28 podrán volver a sus hogares a finales de 2008. Éso es lo que le ha comunicado la promotora Forlauder a los afectados por el desplome de un muro medianero en el solar de la calle Fernández Shaw, hace ahora justo un año.

Los desperfectos ocasionados por aquel derrumbe obligaron a desalojar a las familias que, hasta entonces, residían en las fincas colindantes, al objeto de acometer su rehabilitación.

Sin embargo, la salida de estos moradores no ha sido excesivamente traumática en tanto que la empresa responsable de las obras que se ejecutaban en la parcela anexa se hizo cargo de todos los realojos desde un primer momento. “Forlauder se ha portado muy bien con nosotros y le estamos muy agradecidos”. Quien así se expresa es Ignacio Díaz. Desde que ocurrió el accidente, él y su madre ocupan provisionalmente un piso en la calle Ahumada, donde “pagamos la misma renta que en la otra vivienda”. En los próximos días, además, esperan firmar la renovación del contrato de alquiler, “lo que nos da una garantía tremenda”, apostilla.

También lo llevan “relativamente bien” Miguel Ruiz y Erundina Ruiz. A esta pareja de 75 y 71 años respectivamente, les ha tocado desplazarse hasta Bahía Blanca, concretamente a Tamarindos. Al igual que a Ignacio, a ellos les han mantenido las mismas condiciones y prometido una prórroga del arrendamiento. Su hija María asegura que, “dentro de lo que cabe”, sus padres se muestran “contentos”. Pero reconoce que echan de menos su barrio. “Lo que más les cuesta a los dos es acostumbrarse al entorno, que es muy diferente al del casco antiguo”.

Su caso es además especial porque, según relata María, ambos acababan de trasladarse del segundo al primer piso de Sacramento 26, después de que el casero le diera el visto bueno. “Estaban muy ilusionados y habían comprado una cocina y muebles nuevos de los que ahora no pueden hacer uso”, explica.

Sin críticas

El derrumbe acontecido en Fernández Shaw ha sido uno de los más espectaculares que se ha producido en la ciudad en los últimos años. La suerte quiso que no se registraran daños personales, además de los materiales. Y la diligente actuación llevada a cabo por la promotora ha acallado las quejas de los perjudicados.

Un año después, María no tiene la sensación de que el suceso ocurriera “hace tanto tiempo”. A Ignacio, por su parte, también le cuesta olvidarse de aquella noche, según confiesa. “Paso mucho por allí y me sigue asaltando el pensamiento de que podía haberse evitado el desplome del muro si se hubiesen escuchado a tiempo nuestras denuncias sobre apariciones de grietas y movimientos en el suelo”, concluye .

Publicado por A. Massia (Información Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse