cadizcentro.net

17/2/2008

OPINIÓN

Inicio > — josegalindo @ 11:26 am :: 2973


Llanto por un senadó


Con la gaviota sangrando en la mano,
con la puñalá metía en el costao,
por una verea que llega al despacho
iba Pepe Blá Fernández, el honrao.
Entre los naranjos de San Juan de Dió
ponia en su frente su luz de azahá
y cuando apuntaban las claras del día
puñales salían de Antoñito Sanz, de Antoñito Sanz.

PP Blas Fernández Heredia,
flor de la marca pepé,
cayó tu nombre en la lista
y de tu boca: “¿quién fue?”
y de tu boca: ¿quién fue?”

De San Juan de Dió a La Viña, de Loreto hasta El Balón,
de San Juan de Dió a La Viña, de Loreto hasta El Balón,
los votantes de ese partidito
se mueren de pena por un senadó
PP Blá Fernández Heredia,
se mueren de pena por un senadó.

Era PP Blas Fernández Heredia, el honrao,
el más arrogante y el mejor tribuno,
y por los contornos de tós los juzgaos
no lo hubo más fiero, más fiel que ninguno.

Pero por curpita de una hembra rubita,
la faca de Arena en su pecho se hundió,
los celos marditos nublaron sus ojos,
cayó de la lista y de rabia lloró, de rabia lloró.

PP Blas Fernández Heredia,
flor de la marca pepé,
cayó tu nombre en la lista
y de tu boca: “¿quién fue?”
y de tu boca: ¿quién fue?”

De San Juan de Dió a La Viña, de Loreto hasta El Balón,
de San Juan de Dió a La Viña, de Loreto hasta El Balón,
los votantes de ese partidito
se mueren de pena por un senadó
PP Blá Fernández Heredia,
se mueren de pena por un senadó.




RSS 2.0         Identificarse