cadizcentro.net

15/11/2007

Varios colegios del centro utilizan las azoteas para impartir clases de gimnasia

Inicio > — josegalindo @ 9:28 pm :: 2779

La escasez de suelo en el casco histórico de la ciudad ha obligado a los colegios de la zona a aprovechar al máximo todos los espacios de sus edificios. Por este motivo, en la actualidad hay algunos, como Carlos III o San Felipe, que incluso han habilitado sus azoteas para la práctica de actividades deportivas.

En el caso de Carlos III, esta distribución ha ocasionado numerosos problemas al alumnado, pues sólo disponen de este espacio para dar las clases de gimnasia, además de un pequeño rellano donde los profesores intentan ofrecer otras alternativas. Por este motivo, les resulta prácticamente imposible realizar otras actividades como por ejemplo un partido de fútbol, baloncesto o balonmano.

María José, la presidenta de la Asociación de Madres y Padres del centro, ha denunciado en numerosas ocasiones esta situación. «De hecho, mi hija tiene 14 años y ha salido del colegio sin realizar deporte en condiciones, porque ni en el colegio ni en nuestro barrio hemos dispuesto de instalaciones deportivas», puntualizó la portavoz de la entidad.

Además, ha denunciado que cuando hace sol, la práctica del deporte en esta zona alta del edificio se hace prácticamente imposible, «ya que el calor que hace es insoportable, y puede provocar incluso problemas físicos a los alumnos», subrayó.

En esta misma línea se manifiesta también Francisco Gallardo, el presidente de la Asociación de vecinos del Mentidero, una de las más afectadas por la falta de equipamientos. «Hay generaciones enteras que han salido del colegio sin saber lo que es jugar un partido de fútbol. Por este motivo, reclamamos que las obras del nuevo pabellón estén terminadas cuanto antes», recalcó.

Otro de los colegios afectados por este importante déficit de equipamientos deportivos en el casco histórico es el colegio San Felipe. El presidente de la AMPA, Juan Miguel Solana, asegura que los alumnos del centro también se han visto obligados a utilizar la azotea, «que se encuentra vallada y cumple con todas las normas de seguridad», puntualizó. Sin embargo, apuntó que cuando llueve también tienen otras alternativas como la utilización del salón de usos múltiples y el gimnasio, que están preparados con todas las herramientas necesarias. «Gracias a una subvención de la Junta de Andalucía conseguimos comprar espalderas, colchonetas y otros artículos para la práctica de actividades físicas», comentó Solana. Asimismo, también destacó la importancia de las actividades escolares programadas por el Ayuntamiento fuera del centro, «porque así tienen acceso a otros deportes», puntualizó.

Nuevas instalaciones

Estos inconvenientes se repiten en la mayoría de los centros docentes de la zona de intramuros, pues cuentan con una importante población y muy poco suelo para dar respuesta a las necesidades de todos los vecinos. Otros colegios como San Rafael o Celestino Mutis también aprovechan otras zonas de sus edificios que no cuentan con todas las comodidades para impartir las clases de educación física.

Por este motivo, el pabellón del casco histórico se ha convertido en el principal equipamiento para todos estos centros, pues podrán disponer de estas instalaciones para que sus alumnos realicen otras actividades complementarias. De este modo, ya han solicitado al Ayuntamiento en varias ocasiones que acelere las obras de construcción, que según la alcaldesa sólo están pendientes de las labores de equipamiento. De hecho, en las previsiones municipales se establecía el mes de diciembre como fecha límite para la entrega definitiva del pabellón.

Publicado por Nuria Agrafojo (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse