cadizcentro.net

12/11/2007

Unidades de Barrio: una puerta abierta al empleo

Inicio > — josegalindo @ 8:05 am :: 2773

El programa autonómico Unidades de Barrio ha realizado en lo que va de año más de mil actividades para informar y asesorar sobre los servicios que ofrece el Servicio Andaluz de Empleo (SAE). Ésta es su principal función, convirtiéndose en un programa “puente” para conocer la realidad laboral existente, el número real de población desempleada y poner soluciones.

Pero antes de centrarse en meros datos, es obligado hacer un inciso para explicar qué son las Unidades de Barrio y su función. “Unidades de Barrio es un programa que se ha desarrollado en toda Andalucía desde 2004, está inscrito al SAE y lo gestiona la Fundación Andaluza de Fondo de Formación y Empleo (Faffe)”, explica Consolación Romero, coordinadora de la Faffe en Cádiz. Cuando se transfirieron las competencias en materia de empleo a la Junta de Andalucía en 2003, se pusieron en marcha una serie de programas incluidos en las políticas activas de empleo. Uno de ellos es Unidades de Barrio.

Su objetivo fundamental es “acercar, a los ciudadanos que viven en barriadas con más problemas de desempleo o con circunstancias socioeconómicas de mayor deprivación, la información de todos los servicios públicos y gratuitos que la Junta ofrece” –expone Romero–. Así, Unidades de Barrio nace como programa “puente” de otros servicios autonómicos de empleo. Para facilitar la labor de los técnicos –continúa–, éstos utilizan los recursos o dispositivos que ya existen dentro de los barrios, tales como asociaciones vecinales, juveniles, deportivas; organismos como ONG, Cáritas; colegios e institutos y centros de salud, entre otros. “Las personas que representan a estos colectivos son con los que los técnicos contactan para transmitir esta información o para que medien con los ciudadanos del barrio”.

En la provincia existen tres grupos, ubicados en Cádiz, Algeciras y Jerez, convirtiéndose en la que tiene más número de grupos debido a su idiosincrasia con núcleos de población tan grandes. En la capital, los barrios de actuación están predeterminados. Existen tres ámbitos de actuación: La Paz-Guillén Moreno, Loreto-Cerro del Moro- Puntales-Trille y Santa María-El Pópulo-La Viña, contabilizándose una población diana del programa de 54.383 personas de entre 16 y 65 años.

La labor de los técnicos se centra en estos barrios, si bien están abiertos a atender a cualquier persona que los requiera a pesar de no pertenecer a las zonas de actuación. Con ello, se consigue “ofrecer el servicio a quien realmente lo necesita en casi un 99 por ciento”.

La Unidad de Barrio de Cádiz está formada por un equipo de doce mujeres –Alicia, Ana, Cristina, Gema, María José, Marta, María del Carmen, Pilar, Isabel, Elisa, Milagrosa y María del Mar–. Cada ámbito de actuación está atendido por un total de cuatro técnicos, que son los que organizan y planifican las actividades.

El proceso se inicia presentando el programa a cada colectivo, contando con una persona de referencia que es el orientador. Primero se plantea los posibles beneficiarios y el orientador decide quién va a recibir las actividades y cuáles. Así, se establece una planificación con las actividades que se concreta en base a la demanda de la persona de contacto. “Nosotros nos adaptamos cien por cien a lo que nos piden”, explica Alicia Galván, responsable de Unidades de Barrio.

Las actividades que incluye el programa son muy variadas y abarcan charlas, donde se da información general sobre los dispositivos del SAE, principalmente oficina, Andalucía orienta, emprendedores, FPO; talleres, cuyos contenidos versan sobre el mercado de trabajo, el acceso a cursos de FPO, el SAE a través de internet; y punto de información a pie de calle. También se programan grupos de discusión, juegos y visitas a escuelas taller, casas de oficio o centros de formación.

Una apuesta por el empleo

La Unidad de Barrio de Cádiz ha realizado desde enero un total de 1.252 actividades. A ello, se suma la atención ofrecida a 332 personas, que fueron derivadas directamente al SAE en busca de posibilidades de empleo.

De todas las actividades, las más numerosas han sido las reuniones y encuentros (608) con colectivos para conocer las necesidades y enfocar el trabajo con mayor efectividad. Las charlas también ocupan un lugar importante, dado su función como introducción al programa y a las políticas activas de empleo. De enero a octubre, los técnicos han llevado a cabo un total de 202 charlas, ya sea en institutos, centros de salud, asociaciones de vecinos u otros. Igualmente importante es el punto de información, instalado en 167 ocasiones, permitiendo que el ciudadano se acerque para conocer lo que la Administración pública le ofrece para conseguir un puesto de trabajo.

Otras actividades realizadas son los grupos de discusión (13), entrevistas (25), las co-organizadas (30) y las no organizadas (6).

Publicado por María Eugenia Medina (Información Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse