cadizcentro.net

22/10/2007

El canto contra la pobreza

Inicio > — josegalindo @ 6:49 am :: 2725

Miles de personas en más de 40 ciudades españolas se echaron ayer a la calle para revelarse contra la pobreza en la denominada campaña Pobreza Cero. En Cádiz el punto de encuentro fue la Glorieta Ingeniero La Cierva a las doce de la mañana. Hasta allí centenares de ciudadanos con sus familias y amigos se desplazaron con pancartas, tambores y demás elementos sonoros para alzar la voz por las 35.000 personas que mata la pobreza cada día, según datos de la Alianza Andaluza. El acto, cargado de colorido y en el que también destacó la presencia de un gran número de niños, estuvo organizado por la Plataforma de ONGS de la provincia de Cádiz. Manuel Cañas Moya, uno de sus miembros e integrante de Educación Sin Fronteras, considera que «en el mundo hay suficiente riqueza para que todos tengan un poco y hay mucha diferencia entre pobres y ricos», matizaba Manuel Cañas Moya.

Entre los manifestantes la opinión era unánime: «No se hace lo suficiente porque los resultados saltan a la vista, prueba de ello es que el número de pobres no disminuye», denunciaba Juan José, al tiempo que Javier Enrique, su hermano, recordaba que «uno de los objetivos del milenio que era terminar con la pobreza no se ha logrado por la desidia de los países más ricos, pero esto les acabará salpicando perjudicando a todos».

Ana María que asistió con su hija de 5 años aseguraba que «hay que revelarse contra la pobreza con hechos y menos palabras» -en clara alusión a los políticos que gobiernan los países más poderosos-, «por eso es bueno que la ciudadanía se movilice para hacerse oir».

Cánticos de todo tipo

Tampoco faltaron los cánticos y las pancartas como símbolo presente de la lucha contra la pobreza. Entre los cánticos destacó: cero, cero, cero, pobreza cero. En las pancartas se podía leer: Tolerancia cero con contra la pobreza, Pobreza Cero, No a las 35.000 muertes diarias por falta de comida, etc. El objetivo del milenio sigue en deuda.

Publicado por Jesús M. Villasante (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse