cadizcentro.net

20/10/2007

Rodríguez de Castro pagará 522.325 euros por sus gastos

Inicio > — josegalindo @ 7:12 am :: 2720

Son 522.325, 91 euros, casi 87 millones de pesetas. Ésta es la cantidad de dinero que Manuel Rodríguez de Castro debe devolver a la Zona Franca debido a los gastos indebidos o no justificados en los que incurrió mientras fue el delegado del Estado en el Consorcio, desde el año 1996 hasta febrero de 2001. El primer delegado que el PP nombró en la Zona Franca ya fue condenado por la Sección de Enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas a pagar 208.362 euros, pero tanto él como el Abogado del Estado recurrieron el fallo en sentido inverso.

El 17 de octubre pasado, la sala se pronunció en favor del Abogado del Estado, al doblar la cifra de los gastos indebidos hasta los 522.325 euros y rechazar la supuesta indefensión que había alegado Rodríguez de Castro, que se sustentaba en el robo de unos documentos que le hubieran facilitado su defensa. Ésta es la primera sentencia que castiga la polémica gestión de Rodríguez de Castro, quien aún debe hacer frente a un proceso penal abierto en Cádiz por el denominado caso Rilco, promovido también por una querella de la Abogacía del Estado. La cantidad que debe devolver casi coincide con la que le reclamaba la administración: sólo hay una diferencia de 1.000 euros.

La lectura del fallo del Tribunal de Cuentas relata el tren de vida que Rodríguez de Castro llevó durante sus años gaditanos: viajes constantes a Panamá, a Argentina, a Miami o a China que no estaban justificados; cargos en las tarjetas de crédito de la Zona Franca por valor de 53 millones de pesetas que el Tribunal considera que no se ajustan a los gastos derivados de su cargo; pagos al propio delegado por parte de la Zona Franca por supuestos adelantos que él mismo hacía, pero que no se acreditaban correctamente y, al final, el cobro del finiquito cuando dimitió, un concepto al que no tenía derecho puesto que el delegado especial del Estado no está acogido a convenio. El Tribunal califica su conducta “cuanto menos, de negligente” por lo que le considera el responsable contable directo

Un ejemplo: en junio del año 2000, Rodríguez de Castro viajó a China, donde la Zona Franca de Cádiz carece de contactos o actividades. Pagó 244.145 pesetas en tres hoteles, donde dejó cargos por un importe total del 371.719 pesetas por “servicios no identificados". Además pagó 105.288 pesetas a dos agencias de viajes, entre otras razones, para pagar un coche con conductor en Shangai. Pues bien, estas cantidades le fueron abonadas al delegado del Estado porque él había adelantado el dinero, aunque el justificante que entregó fue precisamente los extractos de la tarjeta de crédito del Consorcio que se cargaba en las cuentas públicas.

Cuando Rodríguez de Castro dimitió, el Tribunal de Cuentas inició ya durante el mandato de su sucesor, Miguel Osuna, una fiscalización de la gestión, y de resultas de ésta la Sección de Enjuiciamiento le ordenó devolver 208.000 euros en noviembre de 2007. Pero el Abogado del Estado recurrió el fallo al considerarlo insuficiente, y ha sido ahora cuando se ha doblado la cantidad. La diferencia radica, principalmente, en considerar como no ajustados los gastos que realizó con la tarjeta de crédito del Consorcio de la Zona Franca, una cantidad que se eleva a 318.536 euros. El fallo actual considera que si bien es normal que un responsable de estas características posea una tarjeta dedicada a sus gastos de representación, y que los extractos de éstos se pueden considerar como justificantes, lo que no entiende adecuado es el uso que Manuel Rodríguez de Castro hizo del plástico.

La investigación de este delegado se realizó durante el mandato de su sucesor, Miguel Osuna, también del PP, pero sólo se refirió al uso indebido de sus gastos. Posteriormente, el delegado actual, José de Mier (PSOE), y el Ministerio de Economía realizaron una investigación sobre la gestión completa de los dos delegados del PP.

Publicado por Juan M. Marqués Perales (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse