cadizcentro.net

8/10/2007

Urbanismo obliga el derribo del ascensor en la ‘Bella Escondida’

Inicio > — josegalindo @ 7:18 am :: 2687

El Ayuntamiento de Cádiz, a través de la Delegación Municipal de Urbanismo, ha requerido a la propiedad de la finca número 13 de la calle José del Toro, donde se encuentra localizada la torre conocida como la Bella Escondida, el derribo de la estructura realizada sobre la azotea del edificio sin autorización. La decisión municipal se basa en el incumplimiento urbanístico sobre una instalación no contemplada en la licencia y que suponía un impacto al edificio catalogado como monumental en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Según explicaron fuentes municipales, la Comisión Municipal de Patrimonio rechazó la instalación del ascensor sobre la azotea, por lo que se requirió a la propiedad para que eliminara la estructura donde iba ubicado. Esta resolución se remonta a hace varias semanas, pero se desconoce si la propiedad ya la ha hecho efectiva. En cualquier caso, tendrá que realizarla próximamente.

Paralelamente, la Delegación Municipal de Urbanismo mantiene abierto un expediente sancionador por incumplimiento de la licencia. Según indicaron fuentes municipales, dicho expediente sigue en trámites, por lo que aún no se ha resulto la multa que tendrá que pagar el propietario del inmueble por vulnerar el patrimonio municipal. La sanción podría oscilar entre los 6.000 y los 120.000 euros.

Las obras continúan

Mientras se resuelve el expediente urbanístico, las obras de rehabilitación del edificio continúan ejecutándose con normalidad.

Cabe recordar que tras la denuncia de la actuación, los trabajos fueron paralizados en su totalidad por el Consistorio gaditano para conocer la situación. Tras sopesarlo, días después se permitió a la propiedad reanudar las obras sí autorizadas de acuerdo a la licencia concedida en su momento.

Desde entonces, la rehabilitación ha seguido su desarrollo normal, centrándose los trabajos en el remozado de las tres plantas del edificio.

La irrespetuosa actuación de la propiedad de la Bella Escondida fue conocida por el Ayuntamiento de Cádiz el pasado mes de junio. Un decreto de Alcaldía paralizó los trabajos y abrió expediente sancionador sobre el dueño al que se le considera responsable de “levantar castillete de ascensor a nivel de azotea que no figura en el reformado de proyecto básico y ejecución y no está amparado por licencia municipal, alterando la tipología de un edificio catalogado nivel 0, edificio monumental”.

Además, tales hechos fueron tipificados, según la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), como “infracción muy grave”, lo que podría concluir con la imposición de una multa de entre 6.000 y 120.000 euros.

Publicado por M. E. Medina (Información Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse