cadizcentro.net

18/8/2007

La acumulación de motos en la calle San Andrés provoca el miedo entre los vecinos

Inicio > — josegalindo @ 7:13 am :: 2553

Pánico. Ese es el sentir general de los vecinos de la calle San Andrés -un callejón sin salida de apenas 50 metros- cada noche antes de irse a dormir debido a «la docena de motocicletas» que pernoctan debajo de sus viviendas. María del Río y Antonio Cuenca Cañete viven en el primer piso del portal número 5. «Debajo del balcón de nuestro dormitorio aparcan muchas motos. Llevamos viviendo aquí toda la vida y este es un problema que cada vez afecta más nuestra calidad de vida porque los jóvenes hacen sonar sus motores y no nos dejan descansar hasta bien entrada la madrugada», confiesa ella. Al tiempo que el marido asegura que «al anochecer no se puede ni pasar de la cantidad de motocicletas que hay. A veces estacionan hasta coches. Algún día va a suceder una tragedia pues son auténticas bombas de relojería que están a pocos metros de nuestras casas».

Luisa Blanco, otra residente del portal 2 que mora en el 1ºA, manifiesta que en repetidas veces ha ido al Ayuntamiento para exponer el problema, pero que no le han dado solución. «Propusimos cerrar la calle con una valla con el objeto de impedir el paso y nos dijeron que eso era inviable. Luego, sugerimos que nos instalasen una señal en la esquina del callejón que prohibiese el aparcamiento de motos. Quedaron en mandarnos un perito, eso fue hace dos años y todavía estamos esperando», señala con resignación. Y advierte: «El temor que tenemos es que se produzca un incendio y no tengamos por donde salir. Pensamos que si de madrugada prenden fuego a alguna moto, como ya sucedió en Cerro del Moro hace unos meses, no la contamos, pues las motos que están a la entrada del callejón harían de tapón sin dejarnos pasar. Esto es una ratonera sin salida». Y es que la vecindad de San Andrés no comprende por qué los propietarios de las motocicletas no usan los aparcamientos de Canalejas o el amplio espacio que existe alrededor de la plaza San Antonio.

Otro de los inconvenientes, según la versión de los residentes de San Andrés es que al estar literalmente ocupado el callejón por estos vehículos de dos ruedas «no hay por donde pasar». «Resulta un agobio porque las motos están a un lado y a otro», dice Juana Morales Fernández, la vecina octogenaria del 1ºC. Tanto así, que Rosa Cacheiro, la propietaria del bajo, asegura que se cayó el año pasado «por culpa de las motos». «No tenía por donde pasar, tropecé y me fui al suelo», comenta señalándose la rodilla.

Limpieza

La ocupación del callejón por las motocicletas provoca asimismo otras deficiencias, como la falta de higiene, según la versión vecinal. «Los servicios de limpieza por aquí no pasan porque dicen que no pueden barrer ni baldear debido a la cantidad de motos. Estamos muy abandonados a pesar de estar en el centro de Cádiz. De manera que nosotras mismas tenemos que echar lejía y limpiar porque el suelo siempre está lleno de grasa y de aceite de las motos», aclara Paqui.

Cabe recordar que en el último año en Cádiz se han producido dos incendios de motos; uno de ellos, el de Cerro del Moro, obligó a desalojar a 45 familias al ser afectadas las viviendas.

Publicado por Jesús M. Villasante (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse