cadizcentro.net

26/6/2007

La Iglesia apuesta por un centro social y educativo en Hospitalito de Mujeres

Inicio > — josegalindo @ 4:22 pm :: 2418

La apuesta social de la Iglesia en Cádiz, y más concreto en la capital, puede crecer aún más si el Ayuntamiento incluye en el texto definitivo del nuevo Plan de Ordenación Urbana, PGOU, una propuesta planteada desde el Obispado para reordenar esta zona, con unos 5.000 metros cuadrados de superficie, y que el pasado viernes se trasladó a la Delegación de Urbanismo como sugerencia de planeamiento al nuevo Plan.

El proyecto, sobre el que viene trabajando de forma detenida la Iglesia en los últimos años, pretende dar un uso claramente social y ciudadano a unos terrenos enclavados en pleno centro del casco antiguo y que los PGOUs vigentes desde 1984 no han sabido o podido urbanizar de forma conveniente. Hoy el solar sirve en una parte como patio del colegio María Milagrosa además de contenedor de varios edificios en estado casi ruinoso o con nula utilidad.

El temor a mantener este espacio de la misma forma durante los próximos años y, sobre todo, la apuesta en la que se encuentra inmersa el Obispado de dedicar sus contados recursos a equipamientos que beneficien al conjunto de la ciudadanía, han llevado a la elaboración de un proyecto que se asienta sobre dos grandes premisas.

Por una parte, se mantiene y se refuerza la finalidad escolar de esta propiedad de la Iglesia. En la nueva urbanización propuesta no sólo se mantiene en pie el colegio de la Milagrosa sino que se dedica buena parte de las inversiones a realizar en mejorar sus instalaciones, en especial el patio y las dependencias deportivas, hoy bastante precarias.

Junto a ello, el carácter social se conseguirá con la constitución del denominado “Centro Oasis".

Este es el equipamiento “estrella” de la operación. Regentado por el propio Obispado y gestionado por Caritas Diocesanas el proyecto supone construir un edificio de nueva planta que albergaría a una treintena de pisos tutelados, con servicios asistenciales comunes y destinados a la atención a mayores y a personas con discapacidades. Este colectivo sería atendido por personal especializado que completaría con otro equipamiento que permitiría la creación de una Unidad de Estancia Diurna.

El “Centro Oasis", del que hoy sólo hay un ejemplo en Granada, busca “favorecer el desarrollo personal de mayores y discapacitados dependientes o con dependencia moderada, preservando la unidad familiar, desde una intervención integral y personalizada y priorizando a los más desfavorecidos". Unas viviendas y una atención especializada con la que se pretende evitar la desestructuración familiar.

“Hay que pensar lo que supone para un matrimonio, o una madre o un padre, que llega a su momento vital de no poder depender de sí mismo, el tampoco poder atender a su hijo discapacitado al que ha dedicado toda su vida, lo que le obliga a separarse de él con lo que ello supone de ruptura familiar y emocional", destaca José Carlos García Solano, gerente de la Diócesis de Cádiz. El complejo propuesto en la trasera del Hospitalito evitaría para una parte de estas familias esa tragedia.

En cuanto a la Unidad de Estancia Diurna, se centraría “en aquellos casos en los que no sea necesario el régimen residencial, evitando así la innecesaria institucionalización de este colectivo". La propuesta de la Iglesia destaca que este servicio atendería a las familias, proporcionándoles una atención integral, complementándolo con los servicios de ayuda a domicilio y de teleasistencia que ya gestiona el Ayuntamiento de Cádiz.

Todos estos proyectos implican una reestructuración del inmenso patio del Hospital de Mujeres. Actualmente se puede acceder al mismo a través de la calle Circo, una vía de reducidas dimensiones que concluye en la puerta de entrada a la propiedad de la Iglesia. La propuesta que se plantea es ampliar esta calle hasta alcanzar la fachada posterior del Hospitalito. Esta vía serviría de acceso al renovado complejo escolar y a los dos nuevos edificios sedes del Centro Oasis y de la Unidad de Estancia Diurna y, a la vez, permitiría acceder visualmente a la fachada ahora oculta de la sede del Obispado, un edificio considerado Bien de Interés Cultural, y en fase de restauración.

La propuesta incluye también la posibilidad de abrir una calle a través de un edificio ruinoso que separa este gran patio de la cercana calle San Francisco Javier.

Esta operación de indudable carácter social, especialmente al ubicarse en una zona de la ciudad muy degradada, huye de forma radical de cualquier tamiz especulativo, aunque la Iglesia ha recibido en los últimos años varias ofertas de empresas inmobiliarias interesadas en levantar en este gran terreno viviendas de renta libre, tal y como se permite en la unidad de ejecución prevista en el PGOU de 1984, actualmente en vigor.

La Diócesis, sin embargo, ha tenido claro que frente a este dinero en efectivo debía optar por incrementar la labor social que realiza, especialmente si ello puede suponer la mejora sustancial de las instalaciones deportivas del colegio allí existente, por una parte, y la creación en Cádiz y en el conjunto de su provincia del que podría ser el primer centro de atención personalizada para familias con hijos dependientes.

Publicado por José Antonio Hidalgo (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse