cadizcentro.net

20/4/2007

El Tribunal de Cuentas aprecia irregularidades en la gestión de Miguel Osuna en Zona Franca

Inicio > — josegalindo @ 6:24 pm :: 2233

El segundo informe de fiscalización de la Zona Franca del Tribunal de Cuentas, correspondiente básicamente al mandato del segundo delegado del PP, Miguel Osuna, indica que si bien éste cortó de modo radical el uso indiscriminado de tarjetas de crédito de su antecesor (Manuel Rodríguez de Castro), así como de otro tipo de gastos ostentosos, cometió básicamente dos irregularidades. La primera, seguir pagando a los dueños de Miami Free Zone, el matrimonio Leiva, hasta 477,3 millones de pesetas, a pesar de que el Tribunal de Cuentas “no encuentra informe técnico ni de otro tipo suscrito por Rilco que certifique entregas y prestaciones". Miami Free Zona fue uno de los dos clientes de Rilco, una filial creada por la Zona Franca y el delegado Manuel Rodríguez de Castro que nunca consiguió contrato alguno a pesar de que costó 6,75 millones de euros.

El segundo gran tema abordado por el Tribunal de Cuentas fue la absorción por parte de la Zona Franca del grupo Quality, que había fundado el empresario isleño Manuel García Gallardo. Según este Tribunal, Miguel Osuna, como delegado de la Zona Franca, fue adquiriendo acciones de este grupo a pesar de que en el Registro Mercantil de Cádiz constaban las “notables irregularidades” del grupo Quality en las cuentas del año 2003, y es que el auditor, por ejemplo, no emitió opinión sobre su representatividad debido a estas anomalías. A pesar de ello, la participación llegó ese año hasta el 24 por ciento y el 31 de diciembre del 2004, Zona Franca tomó el 52 por ciento de las acciones de este grupo que ya incurría en fondos propios negativos. El paso fue grave, ya que según el Tribunal de Cuentas, “el riesgo asumido por el Consorcio ascendía a 30,9 millones de euros, lo que suponía el 60,64 por ciento del patrimonio del Consorcio, que era de 50,9 millones de euros".

Este informe del Tribunal de Cuentas pasará ahora a ser discutido en la comisión mixta Congreso-Senado y será entonces cuando se decida si pasa a la sección de enjuiciamiento. Pero con independencia de ello, sí refrenda el anterior informe de este Tribunal, el correspondiente al período de Manuel Rodríguez de Castro, así como el de la Subsecretaría de Estado de Hacienda, dos textos que sirvieron a la Abogacía General del Estado para presentar una querella contra los dos delegados del PP en la Zona Franca.

El nuevo informe sí aporta un dato esencial para acusar a Rodríguez de Castro también de un posible delito de apropiación. Tanto el Tribunal de Cuentas como la Abogacía del Estado consideran que Miami Free Zone, una sociedad de Florida, cobró a Rilco, es decir a la Zona Franca, un total de 4,23 millones de euros por nada. Es más, los trabajos en Rilco, que debían comenzar a medida que Miami Free Zone fuera enviando materiales y servicios, no se iniciaron hasta ocho meses después de haber pagado la cantidad íntegra. Y no los hizo Miami Free Zone, sino Telvent Interactiva, otra sociedad que cobró 2,5 millones de euros. La Abogacía consideraba que si se demostraba que entre Germán Leiva y Rodríguez de Castro existía algún vínculo podría ser acusado también de apropiación indebida. Bien, pues según consta en el informe, Germán Leiva visitó la Zona Franca de Cádiz el 10 de junio de 1998. El Tribunal de Cuentas indica que el peritaje que presentó Osuna en su alegación sólo registra los trabajos de Telvent.

Publicado por J. M. M. P. (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse