cadizcentro.net

5/4/2007

Fomento rectifica a la alcaldesa y reitera que el puente se llamará La Pepa

Inicio > — josegalindo @ 7:12 am :: 2201

Es una guerra que probablemente esté beneficiando a los que explotan las vallas y las marquesinas de la ciudad o a los que imprimen esos grandes cartelones.

La semana pasada, la alcaldesa, Teófila Martínez, presentaba una campaña anunciando que el segundo puente se llamaría de la Constitución de 1812 y no La Pepa, como anunció la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, cuando vino a presentar el proyecto. Y hace unos días, el Ministerio de Fomento contraatacó con una campaña en la que se pide «disculpas» por anticipado por las molestias que va a ocasionar las obras del Puente La Pepa.

El portavoz del PSOE y candidato a la Alcaldía no entiende de dónde viene la polémica y asegura que la campaña es la que se hace habitualmente antes del comienzo de unas obras para advertir de las molestias que conllevará el paso de camiones y el movimiento de materiales. En cualquier caso, agregó, «yo no le pongo el nombre a los hijos de mi vecino y entiendo yo que el que paga la infraestructura, en este caso el Ministerio de Fomento, tiene que poner el nombre».

Lo eligió el pueblo

Además, puntualizó Román, «el nombre es el mismo, porque como todo el mundo sabe La Pepa es la forma que el pueblo eligió para bautizar a la Constitución de 1812, o sea, que no fueron los franceses, sino los gaditanos los que decidieron llamarla así». Por eso, precisa, «entiendo mucho menos el cabreo del Ayuntamiento, que por otra parte se cabrea por todo».

En cualquier caso, el portavoz socialista recordó que «el Consistorio gaditano puede pedir formalmente que se ponga al puente el nombre que sea, igual que puede hacerlo el Ayuntamiento de Puerto Real, pero la decisión final es el del Ministerio de Fomento». No en vano, añadió, «se va a gastar 45.000 millones de pesetas en este puente».

Malas relaciones

Esta polémica estéril tiene su origen, por supuesto, en las malas relaciones que tienen las dos políticas, Teófila Martínez y Magdalena Álvarez, más allá de pertenecer a distintos partidos. Pero lógicamente con la cercanía de las elecciones, se ve agudizada. Y además, viene de lejos. Cuando restaban pocos meses para que se presentara el proyecto del puente, el Ayuntamiento instaló unas vallas en las que realizaba una «cuenta atrás» al tiempo que «recordaba» que esta institución es la impulsora del segundo puente.

Ese verbo -impulsar- fue la fuente de disputas en el Pleno Municipal y en diversos encuentros con la prensa. Para los socialistas lo que cuenta en realidad a la hora de hablar del Puente es quién lo va a ejecutar y costear, mientras para el PP esta infraestructura no podría haberse licitado si el Gobierno anterior, de José María Aznar, no hubiera dejado encauzado el proyecto.

Durante la inauguración del paseo marítimo Puntales-La Paz, el jueves de la semana pasada, la alcaldesa reafirmaba su decisión de que el puente se denomine de la Constitución de 1812, porque ese era el acuerdo al que se había llegado en un Pleno de la Corporación Municipal.

«Mientras ella sea ministra puede darle el nombre que quiera, pero quizá dentro de poco haya otra ministra», declaraba Teófila Martínez, que rechazó que las vallas y la campaña mostrada el pasado fin de semana fuera un reto a la ministra. «El pulso se lo está echando ella al pueblo de Cádiz y a sus representantes legítimos», precisó y agregó: «Ella está puesta a dedo por Zapatero y lo que aprueba una institución democrática [el Ayuntamiento] digo yo que tendrá más vigencia».

El Ayuntamiento, asimismo, ha enviado por correo varios folletos en los que hace referencia al «impulso» que ha dado la Corporación al segundo puente.

Publicado por M. C. (La Voz de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse