cadizcentro.net

5/4/2007

El Consistorio aporta este año 300.000 euros contra los partiditos

Inicio > — josegalindo @ 7:09 am :: 2200

El Ayuntamiento dio ayer el primer paso para aprobar su programa de ayudas para acabar con la infravivienda, que aún tardará en ponerse en marcha al menos un mes porque habrá de pasar un periodo de exposición pública de 30 días y aprobarse definitivamente, que tendrá una dotación económica para este año de 300.000 euros.

La iniciativa, según indicó en el pleno de ayer el concejal Juan José Ortiz y la alcaldesa, Teófila Martínez, tiene como objetivo dar más agilidad a la erradicación de los partiditos ante la “lentitud” de la Oficina de Rehabilitación de la Junta. Ni que decir tiene que el PSOE no compartía esta visión de las cosas, por lo que volvieron a la ya tradicional batalla de cifras y el socialista Rafael Román a lamentar que el PP había incumplido un pacto para este pleno por el que no se elevarían propuestas a debate ante la cercanía de las elecciones, algo que los populares no desmintieron pero que tampoco cumplieron.

En la práctica, las ayudas municipales serán muy similares a la del Programa de Transformación de Infravivienda de la Junta y, según indicó la alcaldesa, ya se está negociando con los primeros propietarios para ponerlo en marcha. La gestión correrá a cargo de Procasa, que concederá ayudas de 3.000 euros por cada vivienda resultante y costeará proyectos y licencias; es decir, se aportan 4.500 euros menos que la Junta. Además de las obras, se contempla promover programas de integración social y se establece la colaboración con asociaciones vecinales.

La única diferencia con el programa autonómico es que no se establece antigüedad mínima de las fincas a actuar (la Junta no interviene si no han cumplido una década) y que se impide la venta en un periodo de diez años desde la finalización de las obras, frente a los tres años establecidos por la Oficina de Rehabilitación.

El nuevo programa también comprende realojos (en viviendas sociales o privadas), exige que la mayoría de los vecinos tengan unas rentas iguales o inferiores a 2,5 veces el Iprem (antiguo salario mínimo interprofesional) y que se les garantice la continuidad en la casa y que las rentas se prolonguen, tanto en cuantía como en tiempo, una vez que los vecinos vuelvan a sus casas.

La propuesta salió adelante con la abstención de la oposición. En el capítulo de urgencias se aprobó por unanimidad las modificaciones de los créditos necesarios para la operación. José Blas Fernández, defendió la urgencia por ser de un asunto “inaplazable".

Publicado por Ángeles M. Peiteado (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse