cadizcentro.net

12/3/2007

150 familias han sido desalojadas por obras en la última década

Inicio > — josegalindo @ 5:47 pm :: 2139

La oposición municipal hacía el sábado memoria de casos parecidos a los de Fernández Shaw, que dejó en la calle, de madrugada, a 45 personas, 21 familias. Hablaban de Barrocal, 3 y de Lubet, 3 que en los tres últimos años, han tenido en común el desalojo y la cercanía de obras. No son los únicos.

En los últimos diez años, 150 familias han tenido que salir de sus casas sobresaltados por grietas, derrumbes y hundimientos que se achacaron a las obras que se realizaban justo al lado. De esta cifra, casi la mitad corresponde a un único suceso, el que dejó sin muro trasero a los números 16 y 18 de la calle García de Sola y obligó a sacar de sus casas a 72 familias el 30 de septiembre del año 98, todos ellos inquilinos municipales. Según el dictamen municipal, los trabajos que se realizaban justo detrás de ese muro habían sido la causa del desplome.

Ese fue el caso más importante, pero no el primero de la década. El 1 de febrero del 97, 5 familias tuvieron que salir apresuradamente de Marqués del Real Tesoro, 5 debido a un derrumbe. Las causas hubo que buscarlas en las obras que se estaban realizando en Rosario Cepeda, y que posteriormente provocaron el desalojo de diez personas de Torre, 8.

En abril del 99, la aparición de grietas forzó la salida de su casa de los 28 habitantes, ocho familias, del número 30 de la calle Mirador, en el barrio de Santa María, quienes estaban convencidos de que el deterioro del inmueble se debía a las obras que se estaban realizando en Troilo, 5.

La única familia que habitaba San Rafael, 7, también salió precipitadamente, en mayo de 2001, de su casa por grietas. Poco después, en agosto, el derrumbe del muro de fachada del 13 y 15 de plaza de Viudas obligó a desalojar seis edificios de momento y, durante un tiempo mayor, a dos de esas fincas, con ocho familias. En noviembre de ese año, serían 5 familias las que tuvieron que salir de Torre, 46 debido a otros trabajos.

En mayo de 2004 se produjo el único de estos sucesos con heridos, una mujer y una niña, en Barrocal 3 y a causa de las obras de Santiago, 11. Tres de las ocho familias afectadas no han podido volver. Después vendría, en agosto de ese año, el desalojo de las cinco familias de Beato Diego, 1 duplicado, y entre mayo y junio de 2006, los desalojos de Lubet, 3 (ocho familias aún realojadas) y Pericón de Cádiz, 19, con otros seis pisos. Hasta Fernández Shaw.

Publicado por Ángeles M. Peiteado (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse