cadizcentro.net

12/2/2007

El Ayuntamiento incumple su propia normativa sobre carteles

Inicio > — josegalindo @ 5:40 pm :: 2070

El Ayuntamiento gaditano se está saltando a la torera su propia ordenanza municipal en la obra que promueve en el solar situado entre las calles San Miguel y Javier de Burgos. Hasta tres carteles señalizan el solar ocupado con un espectacular sistema de sujeción entre edificios.

En agosto de 2005, el equipo de gobierno local aprobó una nueva ordenanza para regular la instalación de cartelería en la ciudad. Entre otras medidas, este texto define que no se puede colocar más de un panel en las obras y que éste debe ser el obligatorio.

Este cartel, el único permitido, es el de licencia de obras, que otorga el propio Ayuntamiento y cuyo tamaño es proporcional al coste de la actuación de que se trate. Los demás (los carteles de los promotores de los trabajos y de los constructores, por ejemplo) quedaron prohibidos en el nuevo documento.

Basándose en esta normativa, el Ayuntamiento retiró varios carteles de la Oficina de Rehabilitación de la Junta de Andalucía en el casco histórico, entre ellos el de la Casa de Viudas. Al principio de los trabajos, la fachada de este histórico edificio quedaba prácticamente tapada por tres enormes carteles: el de licencia de obras (donde aparece en letras muy grandes “Ayuntamiento de Cádiz"), el de la Junta y el de la constructora.

El equipo de gobierno local retiró los dos últimos carteles, y dejó sólo el suyo. Entonces, la Junta decidió cambiarlo de sitio y colgarlo hacia la calle Hércules, lo que hace que sea mucho más complicado de ver.

Pero, después de desatarse esta polémica, el Ayuntamiento ha decidido ignorar sus propias normas y colocar tres veces más carteles de lo permitido. Todas las obras que están subvencionadas por fondos europeos a través del Cultur-cad tienen dos carteles, el de licencia de obras y el de la iniciativa comunitaria, como ocurre en la Alameda. Pero las obras del Teatro de Títeres de la Tía Norica tienen, además de estos dos, que son de un considerable tamaño, el de la empresa constructora que se encarga de ejecutar los trabajos. Los tres están juntos, colgando de un andamio, y tienen un gran impacto visual.

En relación a estos carteles publicitarios, el Ayuntamiento ha repuesto uno de los paneles que le obligó a eliminar la Delegación Provincial de Cultura por estorbar a la visión de un Bien de Interés Cultural, el castillo de Santa Catalina.

Publicado por Ángeles M. Peiteado (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse