cadizcentro.net

26/1/2007

La Federación de AAVV 5 de Abril denuncia el abuso de la publicidad institucional por parte del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz

Inicio > — josegalindo @ 9:43 pm :: 2043

El Consejo Vecinal de la Federación de AAVV 5 de Abril ha aprobado por unanimidad denunciar y reprobar el abuso que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz está haciendo de la publicidad institucional.

“Nuestra preocupación es mayor si tenemos en cuenta que la situación económica y financiera de la ciudad no es nada boyante", afirma la federación.

La entidad supravecinal manifiesta que Cádiz ha pasado a tener 13.000 desempleados y una deuda municipal de más de 120 millones de euros (20.000 millones de pesetas). Es la ciudad más cara de Andalucía, ya que soportamos un nivel de impuestos muy elevado. En los últimos años, se han marchado de Cádiz 25.000 habitantes, fundamentalmente jóvenes, debido a la falta de empleo y al difícil acceso a la vivienda.

Nuestras barriadas sufren un abandono importante en cuanto a servicios y equipamientos, en lo que respecta a oferta cultural, deportiva y social; la mayoría de nuestros barrios tienen muchas deficiencias que este Ayuntamiento no resuelve. Con este panorama, resulta indignante que la alcaldesa y su equipo de Gobierno se gasten más de 12.000 euros diarios (2 millones de pesetas) en propaganda, según han denunciado los grupos municipales de la oposición.

A esto hay que añadir el fastuoso gasto del alumbrado navideño y la propaganda personalizada que le ha llegado a todos los gaditanos en cada uno de sus hogares, contraviniendo las leyes de protección de datos de los ciudadanos y de publicidad institucional.

La utilización de la publicidad institucional ha rebasado ya todos los límites. El Ayuntamiento hace un uso desproporcionado de todos los medios de comunicación: radio, televisión, prensa escrita, en lo que consideramos un abuso en la utilización del dinero público y un despilfarro de los impuestos que recauda.

La última ofensiva del Ayuntamiento, en su campaña de marketing, ha sido la instalación de más de una treintena de vallas publicitarias que se suman a las que ya existían en la ciudad. En esa “invasión propagandística", el Ayuntamiento no ha tenido en cuenta siquiera el impacto visual de las vallas sobre los edificios históricos y las barreras arquitectónicas.

Lo que resulta más desolador para esta federación es pensar cuánto dinero dedica el Ayuntamiento al autobombo, en lugar de invertirlo en prestar mejores servicios a los gaditanos.




RSS 2.0         Identificarse