cadizcentro.net

14/10/2006

El Partido Popular teme que el puente no esté listo para el 2012

Inicio > — josegalindo @ 7:34 am :: 1741

El anuncio de la licitación del segundo puente sobre la Bahía de Cádiz sigue dando que hablar. El último en sumarse a las críticas por el retraso que acumula este proyecto ha sido el teniente alcalde y senador del PP, José Blas Fernández, quien incluso llegó a cuestionar ayer la posibilidad de que el equipamiento esté listo para la conmemoración del Bicentenario de La Pepa.

“¿Para cuándo lo vamos a ver? ¿para el 2012?”, se preguntó el dirigente popular. La respuesta la ofreció él mismo en clave irónica: “Tururú, tururú para Magdalena Álvarez”, señaló refiriéndose a la actual ministra de Fomento, a la que tildó de “incapaz”.

Blas Fernández se mostró “pesimista” ante el plazo de 45 meses (tres años y nueve meses) previsto por el Gobierno para ejecutar las obras a partir de su adjudicación, algo que podría suceder en el mes de abril o mayo de este año. Para el teniente alcalde, se trata de un plazo “desorbitado” y, según él, demuestra que “no tienen un duro” para acometer una obra de esta envergadura.

Pero no sólo eso. La información aparecida esta semana en el BOE refleja, a juicio del edil popular, la razón de la alcaldesa “cuando denunciaba los incumplimientos del Ejecutivo”. “Así se explica por qué el arquitecto, Javier Manterola, no habló durante la presentación del proyecto”, indicó. “Tendría que haber dicho la verdad sobre el tiempo de ejecución de los trabajos”, agregó. “También entendemos ahora la partida que han destinado a los presupuestos generales de 2007”.

El senador popular apuntó que sólo “si las cosas van por buen camino”, el puente estará listo en 2011. Pero alertó de los inconvenientes que suelen acompañar a una actuación de estas características y recordó que “aún no está ni terminada la expropiación de los terrenos donde irá la segunda pata del puente”, en el término municipal de Puerto Real.

Por todo ello, auguró que será alguien del PP, y no la ministra de Fomento, quien corte la cinta cuando se inaugure la plataforma. “Cualquiera sabrá dónde estará ella ya, si en el café o mojada en el chocolate”, dijo bromeando con el nombre de Magdalena.

“Fin a la ciencia ficción”

El contrapunto a estas manifestaciones lo puso en el día de ayer el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Rafael Román, quien calificó la reacción del Partido Popular de “lamentable” y “hasta cierto punto miserable”.
Según el representante socialista, la licitación del puente de La Pepa supone un “cambio importante”, al establecer un antes y un después entre la “política de ciencia ficción”, que atribuyó al PP y que dijo ya ha concluido, y la de “realidades”, basada en la licitación de esta obra por un valor de 300 millones de euros; la inversión más alta habida en Cádiz, “cinco veces mayor que el soterramiento”, recalcó.

Román recordó además el desdoble de la N443 y el carril reversible del puente José León de Carranza, actuaciones –aseveró– propuestas por su partido y cuya finalización se espera antes del verano próximo, lo que significará un alivio en el tráfico mientras llega el nuevo puente.

En cuanto al retraso denunciado por los populares, replicó que los trabajos del nuevo acceso a la capital se llevarán a cabo en la mitad de tiempo que el pabellón del casco antiguo y en la tercera parte que los jardines de Astilleros. “Un equipo de Gobierno con tantas obras inconclusas no tiene autoridad moral ni política para exigir nada”, argumentó.

Por último, Rafael Román pidió al Gobierno municipal que deje de “apropiarse indebidamente”, mediante una política de “desinformación”, de un proyecto que se va a costear con el dinero de la Administración central.

Terrada rechaza el enfrentamiento entre los partidos

Izquierda Unida ha criticado que el segundo puente siga siendo utilizado como elemento de confrontación partidista entre el PSOE y el PP. En opinión del portavoz municipal de esta formación, Sebastián Terrada, una vez anunciada la construcción de esta infraestructura, se debería haber cerrado el debate. Y añade que la polémica suscitada en torno al retraso de la obra y su finalización es “responsabilidad compartida” entre el PP y el PSOE, ya que “el primero no cumplió con las previsiones del proyecto y el segundo tampoco lo ha hecho”.

En este punto, Terrada lamentó que que las discusiones sobre el tercer acceso a Cádiz soslayen otras cuestiones, a su entender, igual de importantes, como la movilidad en la Bahía o la accesibilidad al casco antiguo, una vez edificado el puente. Según Terrada, “si no ponemos soluciones a estos problemas, la calidad de vida y ambiental de la zona puede verse comprometida” dada la previsión de un alto uso del puente por parte del vehículo privado. Así, abogó por un mayor protagonismos del transporte público en la comarca.

Publicado por Alejandro Massia (Información Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse