cadizcentro.net

13/10/2006

Leyenda viva de la copla

Inicio > — josegalindo @ 7:23 am :: 1737

Hablar de La Copla es hablar de Salvador Guerrero. El Maestro Guerrero, como se le conoce en Cádiz, tiene en su haber la composición de unas siete mil canciones, de las cuales más de dos mil están inmortalizadas en grabaciones de artistas de renombre como Marifé de Triana, Manolo Escobar y Antonio Molina, entre otros. «Todas las figuras de España, como Antoñita Moreno, Lola Flores y Rocío Jurado han pasado por mis manos y tienen alguna canción mía», confiesa con cierto orgullo mientras toma su café en el restaurante La Marina. De todas estas estrellas habla en su próximo libro La vida y milagros de…

Dos de sus canciones más conocidas, El cordón de mi corpiño y Locura de amor, aún siguen produciendo beneficios, lo que nos indica que la copla está de moda y que no puede morir ya que, como dice El Maestro, «nace del pueblo». Ese pueblo gaditano que lo ve pasando por las calles aledañas al mercado central diariamente y que desconoce que Salvador Guerrero es historia viva de la copla española, un libro viviente. «Concha Piquer quería escucharme cantar las canciones que yo hacía para ella, pues tenía la ilusión de grabar otra vez», dice.

Sus mejores años los pasó entre Madrid y Barcelona, en donde tenía dos academias para formar artistas. «Antonio Molina fue formado por mí. Me fui a la capital para realizar espectáculos musicales en el Teatro Calderón. Recuerdo que cuando viajaba a Barcelona me recogía de la estación de ferrocarril Raquel Meller, yo era un chaval y ella tendría ochenta años. Solíamos cenar juntos y ella siempre tomaba champán. Nos hicimos muy amigos, tanto que en casi todos mis espectáculos musicales solía cantar La Violetera», detalla.

A lo largo de su dilatada y exitosa trayectoria profesional, la inspiración para componer sus canciones populares españolas, Salvador Guerrero la encontró en infinidad de lugares. «Nunca tuve un sitio preferido para inspirarme. Recuerdo que cuando la letra de La Reina Juana me vino a la cabeza estaba en el metro de Madrid y tuve que escribir el primer estribillo en la camiseta de mi amigo, en la espalda», dice riendo.

Una fama que no tiene fronteras, según cuenta: «En Argentina y sudamérica tengo muchas canciones sembradas y soy más conocido que aquí».

Hijo predilecto de Cádiz

El Ayuntamiento de Cádiz le nombró Hijo Predilecto de la Ciudad en el 2004, como reconocimiento a toda una vida dedicada al arte de componer canciones. Asimismo, la autoría de la canción Carreteras de Asturias le sirvió para ser nombrado Hijo Adoptivo de Asturias.

La vida de este compositor y autor gaditano ha sido «muy agitada y con muchos compromisos». «No he tenido tiempo para nada, soy soltero y no tengo hijos. Lo único que he hecho ha sido hacer canciones, espectáculos y pregones. Una vida muy trabajosa, esclavo de las academias porque la gente me quería ver y escuchar cantar copla».

Actualmente, a sus casi 83 años -su cumpleaños es el 8 de noviembre-, El Maestro Guerrero sigue componiendo canciones y dando pregones, pero de manera selectiva. «Ahora me permito el lujo de elegir lo que quiero hacer. El único pregón que tiene la Virgen de Regla en Chipiona es mío y se vende en la sacristía en cassetes», señala.

Publicado por La Voz de Cádiz




RSS 2.0         Identificarse