cadizcentro.net

29/9/2006

La única vecina de San Juan, 21 logra quedarse en su casa de alquiler gracias a una sentencia

Inicio > — josegalindo @ 4:24 pm :: 1696

María del Carmen de Diego no tendrá que abandonar finalmente su vivienda en San Juan, 21 ya que el juez ha desestimado la demanda presentada por Goncava sobre la única inquilina de la casa, después de que ésta recibiera una carta de desahucio con fecha del pasado 5 de junio de 2005.

De Diego comenta que su caso está denunciado tanto en el Ayuntamiento de Cádiz, como en la Asociación de Vecinos Cádiz Centro, en el Juzgado y en la Asociación de Inquilinos, ya que su finca continúa en un estado de infravivienda y las obras que comenzaron en la misma aún están paralizadas.

La inquilina asegura que todo empezó cuando “los herederos de la finca se la vendieron a Enrique Arroyo y a Antonio Rivas en 2002, y éstos tras iniciar las obras, se la vendieron a su vez a Goncava, el 30 de septiembre de 2005”, comenta María del Carmen.
“Fue entonces cuando éstos señores me enviaron una carta de desahucio ya que no respetaron las escrituras iniciales en las que se recogía que yo tengo un contrato vitalicio, mientras que ellos aseguraban que mi contrato tenía fecha de caducidad y expiraba”, narra De Diego.

Tras una primera vista en la que no se presentaron los testigos de la inquilina, Arroyo y Rivas, y tras celebrarse el primer juicio en diciembre, De Diego recibió una sentencia en su contra que la obligaba a abandonar la finca, aunque ahora, finalmente, “me ha llegado la sentencia a mi favor que respeta las escrituras inciales en las que se recoge que tengo un contrato de carácter vitalicio”, concluye.

Publicado por Juan Antonio Osorio (Viva Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse