cadizcentro.net

16/9/2006

Los dirigentes socialistas prefieren la educación privada a la pública

Inicio > — josegalindo @ 7:25 pm :: 1659

Aunque promueven la educación pública, la mayoría de los miembros del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero matriculan a sus hijos a centros concertados y privados, en ocasiones católicos en donde la asignatura no es sólo testimonial. dime lo que predicas y te diré…

El presidente del Gobierno llevaba a sus hijas, de 13 y 15 años, al colegio público -por lo tanto, gratuito- Asunción Rincón de Chamberí. Ahora van al instituto San Isidoro de Sevilla, de Moncloa, el mismo público a donde Felipe González llevó a sus hijos cuando era presidente.

Zapatero y Caldera prefieren la enseñanza pública

Según informa Ana del Paso en Época, este año, dos altos cargos del Gabinete socialista han matriculado a sus respectivos hijos en el citado colegio Asunción Rincón de Chamberí, en cuyas puertas principales es usual ver a guardaespaldas. También van a ese colegio las tres hijas del ministro de Trabajo, Jesús Caldera, casado con María Dolores Sánchez.

Anteriormente, las hijas de Rodríguez Zapatero acudían al colegio privado de monjas San Miguel, de Las Rozas, donde estudiaban la asignatura de Religión. Sin embargo, en plena campaña electoral de febrero de 2004, el líder del PSOE clamaba: “¡Más Gimnasia y menos Religión!". Dos meses después cambió de opinión y reconocía: “Mis hijas estudian Religión en un colegio público y lo he decidido libremente".

DONDE DIJE DIGO, DIGO DIEGO

José Bono

En el punto extremo se encuentra el ex ministro de Defensa José Bono, quien se decanta por la educación privada, tanto en la universitaria como en la primaria.

Su hijo mayor estudia en el elitista Centro Universitario Villanueva, una institución privada adscrita a la Universidad Complutense de Madrid que tiene sus instalaciones docentes en los barrios de Salamanca y Mirasierra. De sus cuatro hijos, tres estudian, porque la mayor trabaja con su madre, Ana Rodríguez Mosquera, en las tiendas franquiciadas de Tous Albacete y Toledo. La más pequeña de sus hijas es una niña adoptada por los Bono que nació en Chile. La niña estudia educación infantil en Nuestra Señora de los Infantes, que pertenece al Arzobispado de Toledo. Por cierto, el ex ministro de Defensa estudió bachillerato en el colegio jesuita de la Inmaculada de Alicante.

Moratinos

El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, está casado con la francesa Dominique Maunac, profesora de idiomas del Liceo Francés desde hace años. Con ella tiene tres hijos, dos chicas y un chico, que estudiaron en este centro, un colegio privado que cuesta unos 380 euros al mes. La hija mayor acaba de terminar su trabajo de investigación predoctoral en la Universidad Autónoma de Madrid sobre la mujer árabe.

Jordi Sevilla

Con puntualidad suiza, el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, ficha a las 18.30 para irse a casa y cuidar de sus tres hijos (dos niños y una niña) adoptados de 12, ocho y seis años. Cumple, pues, con la Ley de Conciliación. Cada mañana, este ministro acompaña a sus pequeños a un colegio concertado que se encuentra al norte de Madrid.

Montilla

Su predecesor en el cargo, José Montilla, tiene dos hijos de su primer matrimonio que están en distintas universidades de Barcelona. Está casado en segundas nupcias con Ana Hernández, con quien tuvo trillizos, que hacen la educación primaria en el Colegio Alemán, mixto y privado, aunque recibe apoyo financiero del Ministerio de Educación. En este centro, y desde primaria, se imparten clases de inglés, francés, catalán y castellano.

Carmen Calvo

La hija mayor de la ministra de Cultura, Carmen Calvo, que tiene 26 años, estudió en el mismo colegio que su madre, es decir, en las Madres Escolapias de Santa Victoria, en la localidad cordobesa de Cabra, y continuó el bachillerato en el mismo colegio concertado, pero en Córdoba. Tras estudiar en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Córdoba realiza un posgrado en la Universidad de Granada.

Jose Antonio Alonso

Alonso vive en el Ministerio de Defensa, al que se trasladó desde la sede de Interior. Está casado en segundas nupcias con la juez Celima Gallego y su hijo de cinco años estudia educación infantil en un colegio concertado.

Manuel Marín

El presidente del Congreso de los Diputados es forofo del Liceo Europeo. El presidente llevó a sus dos hijas a este elegante centro.

El colegio se encuentra en la urbanización madrileña de lujo La Moraleja y cuesta al mes entre 520 y 735 euros, dependiendo del curso escolar. Cuenta con 25 autobuses de transporte escolar, servicio por el que el colegio cobra un extra de 95 euros. Cada año, el presidente del Congreso, Manuel Marín, solía acudir al citado centro para participar en los actos de aniversario de la Constitución, repartiendo ejemplares de la misma, y en distintas ocasiones, ha invitado al claustro de profesores al Congreso de los Diputados.

Luis Solana

Otro conspicuo socialista matriculó a sus vástagos en el concertado Colegio Montserrat. Este centro pertenece a la Fundación Hogar del Empleado y está vinculado al Centro de Investigaciones para la Paz. Cuesta 70 euros al mes y no hay ruta. Según su página web, “intenta fomentar la convivencia sobre la base del rechazo a cualquier discriminación”.

Felipe González

Los del ex presidente del Gobierno Felipe González estudiaron en el instituto San Isidoro de Sevilla, de Moncloa. Aunque no fueron aceptados por el precario nivel de sus expedientes, su madre, Carmen Romero, quiso matricularles en el elitista privado San Estanislao de Kostka, que cuesta al mes entre 325 y 445 euros.

Publicado por Periodista Digital




RSS 2.0         Identificarse