cadizcentro.net

8/9/2006

De Mier dice que “ni se ocultó ni se ocultarán” documentos que aclaren el “timo” de Rilco

Inicio > — josegalindo @ 4:27 pm :: 1636

El delegado del Estado para la Zona Franca de Cádiz, José de Mier, aseguró hoy que «ni se ha ocultado ni se ocultará ningún documento que ayude a esclarecer el entramado de Rilco», entidad que «más que un ‘bluf’» denominó como «un timo al consorcio y a la sociedad gaditana».

En rueda de prensa, De Mier descartó que cuando accediera al cargo de delegado en sustitución de Miguel Osuna en junio de 2004 «maquinara una estrategia maquiavélica» sobre todo lo que ha rodeado al consorcio, ya que «no tenía ni idea de lo que era». No obstante, con la primera auditoría de Rilco correspondiente a 2003 «firmada por Osuna» y tras conocer en julio que la Zona Franca de Cádiz «tenía que prever como pérdidas toda la parte de esta entidad, 8,3 millones, me sorprendo y empiezo a preocuparme».

En este sentido, subrayó el hecho de que «quien detecta que algo va mal con Rilco es un auditor, no yo», y ante esta perspectiva IDOM, una empresa externa, «revisa los criterios contables y aprecia un agujero en el patrimonio por el que aconseja la disolución d ela sociedad, bien declarando la quiebra, bien que el Consorcio la absorba».

Además, un informe revela que los trabajos de Rilco se repartían «entre un 25 por ciento para software y hardware –a lo que estaba dedicada– y un 75 en servicios de consultorías», por lo que De Mier ordenó que «se siguiera trabajando en ese informe». Así, se firmó un convenio con la Universidad de Sevilla, firmado por uno de los vicerrectores, para que sus investigadores estudiaran la empresa, «y sus nombres figuran en la ‘web’, por lo que dudar de su informe –tal como ha planteado el PP– es una tontería».

En definitiva, De Mier se preguntó «qué tengo que ver» con que un interventor general del Estado «con enorme experiencia» aseverara que Rilco «era un lío y una barbaridad sin salida», que otro interventor «dijera que era una ruina que la Zona Franca debía absorber» y que la Universidad de Sevilla concluyera que «era un caos».

Así las cosas, criticó que Rilco «nunca hizo una operación de negocio» y que Miguel Osuna «convirtió de forma ilegal cuatro proyectos, de los que dudo su utilidad para el Consorcio, en cuatro contratos», ya que «cada uno superaba los 300.000 euros –en total más de 1,5 millones– y no pasaron por comité ejecutivo, tal como está estipulado, fueron firmados por el ex delegado sin el consentimiento del comité».

En este sentido, aludió a que hay documentos que si no han sido entregados «es porque no están aquí», asegurando que una carta remitida por Osuna a Miami Free Zone la han encontrado «por casualidad en el ordenador de su secretaria, ya que no pasó por el registro de salida de la Zona Franca».

A su juicio, la forma de mantener Rilco «era que la financiara Zona Franca, usándola para conseguir subvenciones», por lo que apreció «un posible delito, además de otro de falsificación de documentación».

QUALITY FOOD

Sobre Quality Food, José de Mier negó «dejación o abandono» por parte de la actual Zona Franca, criticando que «los supuestos grandes negocios de esta empresa son todo pérdidas, por lo que seguir con ella significaba la ruina del consorcio».

En este sentido, aseguró que «cada una de sus líneas de negocio nos dejaba pérdidas» y, de hecho, en la actualidad, el concurso para el sector en España y el extranjero para hacerse con la empresa «se ha declarado desierto porque todos los que ven la fábrica salen corriendo, nos han ofrecido unos tres millones por todo cuando sólo el suelo cuesta más de cuatro».

De otro lado, comentó que mientras Osuna tiene cinco demandas presentadas contra Quality Food, la familia García Gallardo, responsable de la empresa, tiene once más una querella, «y dos van contra mí, pero ninguna contra el ex delegado».

Así las cosas, el delegado concluyó sobre la gestión de Osuna al frente de la Zona Franca, que «una empresa son sus fondos propios, y desde que llegó en 2000 hasta 2004 se perdieron más de 24 millones en este sentido».

Publicado por Diario de Cádiz




RSS 2.0         Identificarse