cadizcentro.net

22/7/2006

Los comercios ambulantes ignoran cómo será el realojo a Guerra Jiménez

Inicio > — josegalindo @ 5:35 am :: 1510

Desconocimiento total. Esta es la sensación que impera entre los comerciantes ambulantes, habitualmente situados en las proximidades del Mercado Central de Abastos, cuando el tiempo para la remodelación de este enclave comercial se agota.

Epicentro de las transacciones comerciales, centro neurálgico de mercancías alimenticias, el Mercado Central, que compone una de los rincones más especiales de la ciudad, no sólo por el aspecto económico sino también por la vitalidad que exuda su atmósfera, sufrirá una reforma que afectará tanto a los puestos interiores como a los adyacentes.

No obstante, la desinformación es la tónica general entre los que regentan los puestos que acordonan, la conocida en Cádiz, como “Plaza grande".

Algunos saben que se hará una carpa donde los alojarán pero se mantienen escépticos, “ha habido tantos proyectos que hasta que no pase no me creo nada. Del dicho al hecho hay un trecho", expresaba Manuel que arrienda un puesto de ropa. Muchos no saben de la ubicación de las carpas, “sé que vamos a ser realojados pero no dónde", explicaba otro vendedor ambulante. Otros saben que su localización cambiará pronto pero no saben ni cómo ni cuándo, “sabemos que nos realojan en la calle Libertad y la Plaza Guerra Jiménez, pero no conocemos como serán las condiciones". Asimismo todos convergen en una cosa, están inmersos en muchas dudas.

Ante la falta de comunicación oficial alguna, la mayoría de los comerciantes apuntan a la prensa como el bálsamo que mengua la escasez de conocimiento acerca de lo que ocurrirá con sus tenderetes.

Billetes de mano en mano, el tira y afloja entre consumidores y comerciantes, las exhibiciones persuasivas del vendedor, son algunos de los ingredientes que condimentan un escenario que muchos consideran decadente.

Es aquí precisamente donde la restauración de la Plaza, que se estima se prolongará durante un año y medio, tendrá los efectos más positivos. “Va a significar un impulso a las ventas de una Plaza que crecerá y volverá a ser como antes. Si ofrecemos servicios nuevos al consumidor podremos competir con las grandes superficies", apuntaba Vicente, que tiene un puesto empotrado al Mercado.

Con todo, antes de que se produzcan estos vaticinios, se prevé que las ganancias bajen para estos vendedores “porque ya no estaremos en un sitio de paso. El tiempo de reconstrucción nos perjudicará porque la gente tendrá que ir específicamente al sitio, y para eso se prefiere ir a otros establecimientos, aunque se pague un poco más", indicaba Manuel.

En las carpas que estarán en el lateral de Correos, a la altura de los leones, y en la plaza Guerra Jiménez, no cabrán todos los minoristas, que tendrán que pagar una renta aún por concretar.

Publicado por Jiménez de Alba (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse