cadizcentro.net

22/7/2006

Finaliza la huelga de la basura de Cádiz con más de 200 toneladas en la calle

Inicio > — josegalindo @ 6:22 am :: 1508

La huelga de basuras ya es historia. Los camiones de la UTE-Cádiz salieron la pasada medianoche para retirar la basura acumulada tras dos días de paro oficial y algunos más encubiertos. Al filo de las nueve y media de la noche la empresa y los representantes de los trabajadores llegaron a un principio de acuerdo que después fue ratificado por la asamblea de empleados.

A partir de ahora, el Ayuntamiento quiere que en dos días se recoja toda la basura que hay acumulada en las calles y se comience con las labores de baldeo para que la ciudad esté perfectamente preparada para la regata del Cincuentenario que comienza el próximo miércoles 26 de julio. No obstante, los trabajadores piensan que esta tarea se puede prolongar hasta el martes.

El acuerdo fue sui generis. Por un lado, el pacto no se selló en un documento, de modo que lo que hay es la voluntad de todas las partes implicadas para cumplir con el pacto.

En segundo lugar, ha sido a tres bandas, debido a que además de la UTE-Cádiz y los empleados, ha intervenido el Ayuntamiento. Así, el equipo de Gobierno ha conseguido cerrar el convenio de traspaso de la empresa para que ésta salga el 31 de julio y dé paso a Sufi-Cointer de manera pacífica y, lo que es más importante, recibiendo los 30 millones de euros procedentes de la deuda que el Ayuntamiento mantenía con la empresa adjudicataria.

Precisamente, este acuerdo entre Ayuntamiento y la UTE-Cádiz es también el que garantiza que el lunes se firme el convenio colectivo. El cumplimiento del acuerdo de traspaso de poderes va directamente relacionado a que la empresa cumpla su compromiso de firmar el convenio y respetar los términos del mismo. El de los trabajadores era desconvocar la huelga y trabajar ahora a destajo para recuperar la ciudad lo antes posible de los efectos de la huelga de limpieza. Para los empleados “esta confianza demuestra nuestra intención de llegar a una solución".

Finalmente, después de mucha discusión, los términos del acuerdo reflejan una subida a tabla del 4,85 por ciento, una revisión anual del IPC (Índice del Precio al Consumo) del cuatro por ciento y la acumulación de dos días de asuntos propios a partir del 1 de enero del próximo año. Uno de los puntos en los que hubo mayor discusión a lo largo del día de ayer era la petición de los representantes sindicales de que la empresa no le descontara los dos días de huelga de su sueldo, algo que finalmente no consiguieron, ya que la dirección de UTE-Cádiz se negó en redondo.

Por si acaso, el Ayuntamiento ya había elaborado un informe por el que se iba a pedir a la Junta de Andalucía que se ampliaran los servicios mínimos que se habían decretado para la huelga y que, por cierto, no llegaron a cumplirse ninguno de los días al cien por cien. En este sentido, según un portavoz del equipo de Gobierno, “no se había tenido en cuenta el incremento de población que sufre la ciudad en verano y, además, no recogía tampoco ningún tipo de baldeo". Asimismo, este informe iba acompañado de la petición a la Junta para que hiciera la declaración de zona de riesgo para la salud que implicaba que el Ayuntamiento pudiera recoger la basura, con los medios que estimase oportunos, ante el riesgo de infecciones. Según el mismo portavoz, esta solicitud se iba a hacer hoy mismo efectiva en el caso de que la huelga hubiera continuado una jornada más.

El día acabó bien, pero empezó muy caldeado. Por un lado, los trabajadores de la UTE-Cádiz se presentaron pasadas las diez de la mañana en las puertas del Ayuntamiento, donde volcaron numerosos contenedores de basura en las mismas puertas del Consistorio. Así, tal y como decía uno de los representantes sindicales en el comité por la mañana, Manuel Murga (USO), “sentimos que el Ayuntamiento nos ha dado una puñalada trapera", en referencia a que en el día anterior anunció su compromiso de tratar de que la empresa y los empleados se sentaran en la mesa a negociar. No obstante, de nuevo fueron recibidos por el teniente de alcalde delegado de Limpieza, Enrique García Agulló, y por el de Fomento, Ignacio Romaní, que ha sido uno de los que ha llevado el peso de la mediación y las negociaciones directas con UTE-Cádiz para el traspaso de poderes.

Posteriormente, los trabajadores se marcharon a las propias instalaciones que la empresa tiene en la Zona Franca, donde realizaron una asamblea en los mismos vestuarios e informaron de cómo estaba la situación. A lo largo de la tarde, siempre por vía telefónica las dos partes se hicieron llegar las propuestas. La primera fue de la empresa, que ofrecía un 4,7 de subida que después se ha incrementado levemente en el acuerdo final. Los empleados, por su parte, partían del cinco por ciento y una revisión salarial a partir del 3,8 por ciento. Finalmente, imperó el acuerdo.

Publicado por Melchor Mateo (Diario de Cádi)




RSS 2.0         Identificarse