cadizcentro.net

24/6/2006

“Estamos en la calle, nos han dejado tirados”

Inicio > — josegalindo @ 6:30 pm :: 1420

Lleva cerca de un mes durmiendo en el suelo. No vive en las fincas afectadas por la obra de la Viña, pero su suegra sí. Y su suegra, Manuela, requiere cuidados: tiene 87 años, problemas de audición y necesita medicacion. Por eso, cuando el 17 de mayo desalojaron por primera vez Lubet, 3 Manuela no se fue a un hotel, sino a casa de su hija.

El yerno, Lavi, cree que se está obviando todas las consecuencias que están teniendo las obras. No son sólo las tres fincas desalojadas (Lubet 3 y 6 y Pericón de Cádiz, 19), ni sus habitantes. Se han visto afectados parientes que han acogido a los que han salido de allí en casas donde, muchas veces, no caben. La de Lavi tiene dos dormitorios. En una habitación duermen los dos hijos, y en la otra, el matrimonio. La pareja cedió el dormitorio a Manuela y acabó durmiendo en el suelo del salón. No son los únicos que han tenido que recurrir a este método.

El día 2 de este mes, Manuela volvió a una casa que ya se suponía segura. Pero lo único que había hecho la responsable de la obra de al lado, San Miguel Promotora Andaluza era “poner parches para ocultar las pruebas". La casa, según asegura Lavi, no estaba bien. El pasado jueves hubo un nuevo desalojo: las grietas seguían abriéndose, un trozo de la escalera cayó, y algunos de los vecinos tuvieron que bajarla entre escombros. Entre ellos, algunas de las personas que tienen problemas de movilidad.

Ahí fue cuando el Ayuntamiento paró las obras y cuando la promotora dejó de pagar. Según dicen los vecinos —ayer fue imposible contactar con algún responsable de esta empresa—, San Miguel abonó la primera vez los realojos a los que se fueron a hoteles, pero no llegó a pagar las dietas prometidas a los que se trasladaron a casa de familiares. El segundo realojo ya no se pagó, ni ahora el tercero: el jueves, el mismo día que se reanudaban las obras, los vecinos volvieron a ser desalojados tras la apertura de grietas nuevas. Estuvieron esperando el dictamen en la calle desde las tres y media de la tarde hasta las diez de la noche.

Los vecinos, ayer, no aguantaban más. Querían hablar con la alcaldesa y, acompañados por el vocal de Vivienda de la asociación de vecinos de La Viña, Miguel Iglesias, (la entidad ha estado en todo momento junto a los afectados) consiguieron reunirse con los ediles Juan Antonio Guerrero e Ignacio Romaní, que les explicaron la situación y remitieron a la delegación de Asuntos Sociales. Como resultado, una de las familias permanecerá diez días en una pensión y las otras seis irán a casas de familiares. Guerrero aclara que sería la promotora, o la propiedad de la finca, que tendría que asumir los realojos; el Ayuntamiento sólo puede dar respuestas provisionales, y “esta mañana ya estaba el dispositivo preparado para ello".

“El 50 por ciento de culpa la tendrá la promotora y el 50 por ciento la propiedad; pero quien la tiene al cien por cien es el Ayuntamiento, que autorizó esas obras", se indigna Dolores, otra de las vecinas. Los habitantes de Lubet, 3 siguen sosteniendo que nunca se debió autorizar la excavación de tres plantas de subterráneo. El lunes, un grupo de vecinos estarán en el Ayuntamiento a las ocho y media de la mañana para intentar, de nuevo, hablar con Teófila Martínez y recordarle que “estamos en la calle. Nos han dejado tirados".

Publicado por Ángeles M. Peiteado (Diario de Cádiz)




RSS 2.0         Identificarse